Una mamá tomó la decisión más difícil de su vida para salvar a sus tres hijos de un feroz incendio que arrasó con todo el edificio en el que vivían. Ocurrió en Corea del Sur. Ante el avance de las llamas, la mujer decidió tirar a cada hijo por una ventana del cuarto piso.
Los pequeños sobrevivieron gracias a que cayeron en una manta que sostuvo una multitud de personas que presenciaba el dramático escenario.
Las imágenes muestran a la mujer sostener a los pequeños y lanzarlos por la ventana, mientras el humo y las llaman avanzan sin dejar lugar a nada.
Luego de poner a salvo a sus hijos, la mujer salta al vacío. Los cuatro lograron sobrevivir milagrosamente y salir ilesos, según se conoció en un informe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora