Este verano tiene muchos anuncios en lo que a moda se refiere. Pero esta vez vamos a tratar de recrear todo lo que se ve en las bateas. Y allí comprobamos que esta vez la tela vaquera no va a quedar descartada. Es así: con más de cien años de vida, el vaquero se recrea y en este verano que se avecina no va estar ausente.
Esta vez, la propuesta son los jeans cómodos. Para uso diario llegan los "Skinny". Son Jeans pata de elefante de aspecto sport y ligero, realzan la silueta y definen el look de cada una. También, retornando a los años 70, veremos el estilo "boyfriend" para chicas, con pantalones bajo las caderas. Vendrán en infinidad de diseños, colores claros y gastados. También continúa la tendencia "ripped", o sea "estilo roto y desgastado". Sobre todo con roturas a la altura de las rodillas. Look "destroyed" para jeans cortos y largos, en todo este verano.
Y si de shorts se trata, básicamente serán ajustados al cuerpo, siempre con detalles, gastados, rotos, con apliques y flecos.
Y en cuanto a los diseñadores, ya presentaron sus nuevas colecciones y lo que serán las próximas tendencias de moda. No se escapa la "falda midi", que se adapta a cualquier momento del día, y a todos los estilos. Distintos estampados, vuelos, géneros y texturas definen cómo llevarla.
No estuvieron ausentes de las pasarelas los kimonos que se perfilan como "la nueva chaqueta de verano". Frescos, cancheros y con estampados únicos, se los puede llevar con shorts, jeans o faldas. Aportan detalles de color y un look étnico casual.
También se vienen los cómodos y muy prácticos "vestidos camiseros", que son camisas que se extienden hasta ser vestidos. Ideales para un look de día se puede usar con sandalias, chatitas o stilettos. Se les suma un buen cinturón para marcar la figura, ¡que es la verdadera tendencia de este verano!
Y llegados desde los 90, se vienen las remeras de hombros caídos. Mostrar es la consigna y los hombros son los protagonistas. Con cualquier prenda van bien y siempre según el estilo de cada una.
Las faldas pequeñas y acampanadas, también están de onda para este verano. Son sinónimo de feminidad y buen gusto. Gracias a su corte línea A, favorece a cualquier tipo de cuerpo, son cómodas y versátiles: van con remeras, blusas, camisas, etc.
También están los tops cortitos. Perfectos para las más bajitas, como la mayoría de las salteñas. El corte por encima de la cintura genera una sensación visual de piernas más largas. se los combina con todo. La clave está en que si se lleva un modelo ajustado al cuerpo, porque el resto del equipo puede ser más fluido o ancho para lograr un balance.
Y ¿cómo llevar el pelo? Bien, en colores, la tonalidad rubio hielo y el bronde -para morochas-, son algunas de las tendencias que triunfan en esta temporada estival.
El bronde es una fusión equilibrada entre el cabello castaño y el rubio, ideal para las que quieren aclarar su cabello pero no de una manera extrema. Es una corriente que se ve mucho en las pasarelas internacionales.
Y en el corte, el "lob": hasta los hombros. Oscar Colombo, reconocido estilista, comenta que "favorece a casi todos los rostros". Jorge Sánchez agrega que es el "balance perfecto entre lo corto y el largo". Bien revuelto, lacio o con movimiento, es la última de las corrientes que mejor se asentó entre los principales coiffeurs. Es que después de la fiebre del corte "pixie", crece el cabello. El éxito radica en que es súper versátil y puede lucirse de diversas maneras: asimétrico -con una línea muy marcada de laterales más largos- o carré. Lacio natural o más sofisticado con mucho volumen. Raya al medio o al costado.
A todo esto se suman los accesorios para el pelo: las joyas en el cabello serán boom.
Respecto al calzado, las plataformas no perderán vigencia y se sumarán los tacos anchos. Las tiras cruzadas y los zapatos con pulseras son protagonistas, conviviendo con hebillas geométricas. Asimismo, las puntas se redondean y aparecen detalles como tachas, piedras, gemas, flecos y cortes en PVC que cautivan a primera vista. ¡A probarse de todo!

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora