Una Jornada de Malezas organizaron el Ministerio de Agroindustria de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en la Estación Experimental de Salta, bajo la premisa de construir planes de acción destinados al tratamiento integral de esta problemática mediante la interacción público-privada.
Al evento, que fue encabezado por el subsecretario de Agricultura de la Nación, Luis María Urriza, asistieron más de 600 personas.
En diálogo con El Tribuno al término de una reunión con dirigentes del campo salteño y funcionarios provinciales, Urriza anticipó algunas de las obras que se están concretando para apoyar al sector en el marco del Plan Belgrano.

Aprovechó la visita a Salta para reunirse con funcionarios y dirigentes de las entidades del campo local. ¿Nos puede contar qué temas abordaron?
Fue una reunión de trabajo en el marco del Plan Belgrano. Nosotros presentamos el detalle de en qué estamos trabajando dentro del Plan Belgrano en lo que es agricultura, los programas que tenemos hacia adelante y lo abrimos hacia la mesa para evaluar en conjunto tanto lo que estamos haciendo como lo que tenemos planificado. Fue una reunión corta pero muy interesante, en la que los productores estuvieron muy bien representados porque había gente de Federsal, la Sociedad Rural, Prograno, la Asociación de Legumbres del NOA y la Cámara Regional de la Producción de Salta.
¿Qué recibimiento tuvo la exposición que hizo entre los productores y las autoridades locales?
Muy bueno. Por supuesto que nada es suficiente porque todavía hay producciones que están en situaciones complicadas y, por lo tanto, hay mucho trabajo por hacer. Pero en ese marco lo más importante es que estamos muy alineados en las cosas que creemos que tenemos que hacer, empezando por lo que debería ser más fácil, que no siempre fue así, que es la planificación a largo plazo. Estamos muy alineados en cuanto a qué es lo que queremos para la región y eso ya es un importante punto de partida.
De ahí, al corto plazo y a las cosas que ya estamos haciendo, también hay mucho para opinar sobre lo que hay que hacer, pero también tenemos consenso en todas las acciones que estamos llevando adelante. Por suerte nos plantearon muchas cosas que están faltando hacer.
Saco dos conclusiones fundamentales del encuentro: por un lado, nos sentimos apoyados en las acciones que estamos haciendo desde el Gobierno y, por otro, hemos recopilado idea de las cosas que se necesitan y consensuamos bastante el mediano y largo plazo.
¿Entre lo que se está haciendo, qué cosas concretas nos puede comentar?
Por ejemplo un plan nacional de riego que ya tiene acciones concretas para el corto plazo, hablamos también de fondos rotatorios para pequeños productores, que son acciones pequeñas que se están visibilizando y estamos priorizando cuáles son los siguientes para hacer; también hablamos de las grandes inversiones de zonas nuevas de riego en todo el NOA y específicamente en Salta, porque estamos trabajando para empezar -el año que viene o el otro- algunas obras importantes con lo cual queremos priorizar cuáles son.
Hablamos además de temas sanitarios, que también estamos trabajando ahora por ejemplo en la prevención del HLB (una enfermedad que afecta a los cítricos), y para algunas zonas sobre el picudo algodonero.
Bueno, si habla de combate de plagas hoy el Ministerio está realizando una Jornada Nacional de Malezas con especialistas de todo el país para ayudar a los productores locales a combatir este severo problema que afecta rindes y calidad de los cultivos...
Exacto. Uno de los temas centrales, principalmente de la agricultura extensiva, es la problemática de malezas, estamos trabajando fuertemente en eso y una de las acciones que hemos aplicado en este sentido fue la eliminación de las exportaciones de los cereales que ha permitido que se recupere la rotación de cultivos a nivel país.
En el NOA, específicamente en Salta, esto se nota menos porque sigue siendo difícil cerrar el número de los cultivos tradicionales, por la distancia a los puertos, así que estuvimos analizando con las entidades y autoridades locales las posibilidades de agregado de valor para la zona, para convertir más fácil granos en carne y en energía. Creemos que eso es lo central en lo que acordamos trabajar.
Sin haber estado en la reunión me animaría a apostar que los pro ductores pidieron que la Nación baje una línea clara y definitiva en torno al ordenamiento territorial para poder avanzar en el objetivo de convertir granos en carne...
Exacto. De hecho en eso estamos trabajando en todas las provincias con diferentes grados de avances. Pero sí, nos pidieron apoyo en eso y nosotros estamos trabajando en una mesa coordinada tanto del Ministerio de Agroindustria como el área de Ambiente. Nos comprometimos a apoyarlos en esta problemática.
Además las limitaciones del ordenamiento territorial no sólo afectan a la ganadería...
No, claro que no. De hecho, cuando hablábamos del tema riego, los productores nos planteaban que algunos de los proyectos están limitados por el ordenamiento territorial que hay hoy, así que en varios temas apareció esa problemática.
En el último año el productor agropecuario pasó de ser el enemigo público del Gobierno a socio estratégico. ¿Cómo vio que tomó el sector este cambio?
Se nota por ejemplo en que ya hemos tenido más maíz tardío, post eleccionario, que se incrementó mucho con las expectativas del nuevo gobierno; con lo cual ya tenemos una campaña importante de maíz ya cosechada y vamos a volver a crecer en maíz y en trigo y esperamos tener unas 130 millones de toneladas de granos, que es un paso más cerca de llegar a las 150 millones de toneladas, que es uno de los objetivos de nuestra gestión.
Si bien en el NOA y NEA no terminó de cerrar la ecuación con la quita del 5% de las retenciones a la soja en la campaña pasada, fue una medida importante anunciar la devolución de otro 5% para las provincias incluidas en el Plan Belgrano...
Sí, es un tema que hubo que evaluarlo muy fuertemente porque había sido una promesa electoral quitar ese 5%, así que nos pareció importante cumplir con ese beneficio para las producciones que están más alejadas de los puertos.
Sobre todo, lo más importante es que en este mismo paquete, anunciado por el Presidente hace unas semanas, tuvimos en cuenta una inversión extra de 7.100 millones de pesos más para las economías regionales en general y, dentro de eso, en la reunión de hoy hablamos sobre cómo priorizar parte de ese dinero, ya que unos 1.800 millones son para enfrentar problemas sanitarios y 1.700 para productividad, con lo cual quedamos en seguir trabajando sobre cómo ya se está empezando a implementar eso y, entre las entidades y la provincia de Salta, analizamos cuáles serían las prioridades para aplicar estos fondos en el cortísimo plazo por la situación coyuntural difícil que atraviesan las economías regionales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora