Médicos, psicólogos, enfermeras, periodistas y fotógrafos partirán el lunes en Caravana Solidaria. Empresas e instituciones públicas y privadas apoyan esta iniciativa con donaciones. Un equipo de 30 personas, entre profesionales de la salud y de las comunicaciones, técnicos y expertos en logística, ya son parte de la Caravana Solidaria que partirá a San Antonio de los Cobres con la valiosa colaboración de empresas locales y laboratorios farmacéuticos. Está todo listo. La fecha es el próximo lunes 2 de noviembre.
Uno de los objetivos de esta iniciativa, es identificar necesidades y colaborar en la gestión de soluciones, sin suplir las responsabilidades del Estado. Las actividades estarán focalizadas en el hospital, la escuela y la comunidad en general. Esta iniciativa pionera busca ser sustentable en el tiempo, estableciendo una agenda solidaria de acción preventiva en diversos lugares de la provincia. El proyecto busca que los propios pobladores identifiquen algunas de sus necesidades y la forma de gestionar las soluciones. Tolar, Olacapato, Pastos Grandes, Cobres y Salar Pocitos están incluidos en la marcha que desplegará a médicos, psicólogos, enfermeras, periodistas, entre otros, llevan el apoyo transversal para distintas áreas sociales con la idea de trazar la ayuda y las soluciones para la gente más necesitada.
La convocatoria sumó voluntades hasta último momento, tanto de empresarios como de profesionales que comprometieron su colaboración incondicional para esta acción que básicamente llevará asistencia en pediatría, dermatología, oftalmología y ginecología. La selección de estas disciplinas se determinó en base al sondeo entre la población.
Alejandra Llaya y Rubén Pulido, de la Sociedad de Oftalmología de Salta se sumaron a la campaña y junto a Fernando Di Llela, titular de la institución, serán los encargados de llevar hasta San Antonio equipos de medición óptica como autorreflectómetros, carteles de prueba, lámparas de hendidura y lensómetros.
Desde la Fundación Espacios, María Victoria Val, junto a Alejandra Chinchila y María Inés Silvestre Maggi, llevarán el apoyo en neurorehabilitación y fonoaudilogía para los chicos con capacidades especiales.

Importante aporte
Entre los aportes de empresas privadas a la iniciativa, vale destacar a los laboratorios. En las últimas horas, Glaxo, a través de la empresa local Profilaxis SRL, donó 70 dosis de Menveo, una vacuna de última generación y de alta eficacia inmunológica que permitirá prevenir la meningitis en chicos de dos meses en adelante. La eficacia de esta vacuna es tal que una sola dosis permite inmunizar durante toda la vida. Tiene un alto costo en el mercado y se incorporará el año que viene al calendario nacional. Los médicos de la caravana manifestaron su satisfacción por el aporte.

Ayuda de las empresas
Autolux: concesionaria de Toyota en Salta, aportará móviles para la caravana.
Salta Refrescos: embotelladora de Coca Cola, bebidas y alimentos
Salvador Marinaro e hijos SRL: colaborará con bidones y botellas de agua
Servisur: estación de servicio YPF, ayudará con combustibles
Multilub: estación de servicio Refinor, combustibles para la caravana
Roemers: antifebriles y medicamentos en general
Novartis: antigripales
Profilaxis SRL y Glaxo: vacunas Menveo contra la meningitis
Farmacia Manresa: medicamentos
Optica Nazr y Optica San Jorge: materiales de oftalmología
Cofruthos: aportes varios y apoyo logístico

Una solución de vida
Rubén Pulido y Alejandra Llaya, sumaron su entusiasmo a la caravana para al ayuda en materia oftalmológica. Pulido expresó que con "un poco de ayuda se puede llevar una solución de vida para la gente que tal vez se queda ciega por falta de una mínima atención de especialistas". En esos parajes salteños, la alta exposición solar provoca daños en la visión, pero también en la piel por lo cual es fundamental el apoyo del especialista en dermatología Hugo Almirón.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ramon esteban medina
ramon esteban medina · Hace 13 meses

necesitan un fotografo ,, a mi..llevenmen..yo no me apuno y conozco la zona


Se está leyendo ahora