Tras casi dos años de negociaciones, la CGT concretará mañana su reunificación con la elección de un triunvirato que integrarán los dirigentes Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, aunque los sectores de la central que encabezan Gerónimo 'Momo' Venegas y Omar Viviani decidieron mantenerse al margen por diferencias internas.
El congreso normalizador cegetista en el que se realizarán las elecciones que consagrarán a la nueva conducción tripartita se llevará a cabo desde las 9 en el estadio Obras Sanitarias del barrio porteño de Nuñez.
Allí, un total de 2.122 congresales de 213 gremios estarán en condiciones de votar, aunque se espera una presencia algo inferior debido a los sectores de la CGT que resolvieron no asistir y de esa forma no participarán de la reunificación.
El principal interrogante sobre el triunvirato, que se disipó en los últimos días, tenía que ver con la duración que iba a tener esa conducción colegiada, para lo cual los referentes de las tres CGT acordaron que se mantenga los cuatro años del mandato 2016-2020.
'El triunvirato es para los cuatro años completos', confirmó Antonio Caló, uno de los secretarios generales salientes. Semanas atrás, Schmid había planteado que desde su óptica el triunvirato debía ser por un año y que luego debía quedar un secretario general, pero finalmente primó la decisión de mantenerlo el mandato completo, a fin de no desatar una nueva interna dentro de doce meses para elegir a un solo secretario general que contente a todos los sectores.
Luego de varios meses de gestiones para alcanzar una delicada unidad tras años de enfrentamientos, los dirigentes cegetistas resolvieron que lo mejor será patear para el 2020 la discusión para consagrar a un único conductor.
Además, la última experiencia de un triunvirato, el que integraron en 2003 Hugo Moyano, José Luis Lingeri y Susana Rueda, dejó un mal recuerdo ya que nunca logró funcionar como tal y a sólo doce meses de ser presentado dejó de existir y el camionero quedó como único secretario general.
El congreso fue convocado para las 9 y estará presidido por los tres secretarios generales salientes: Caló, Moyano y Luis Barrionuevo.
En primer lugar se conformarán las comisiones y luego, para poder consagrar el triunvirato, se procederá a votar la modificación temporaria del estatuto de la CGT que establece que la central debe estar conducida por un secretario general.
Por último, quedará conformada la Junta Electoral y se realizará la votación en favor de la conducción tripartita, mientras que el cierre será con discursos de los tres integrantes.
También se elegirán a los dirigentes que ocuparán las más de 30 Secretarías que forman parte del esquema de conducción.
Por su parte, el sector de gremios que lidera Venegas rechaza una conducción que no sea de un sólo secretario general y confirmó que no formará parte de la CGT reunificada, mientras que los dirigentes que asistirán al congreso alegan que la decisión del secretario general de Peones Rurales, quien mantiene una estrecha relación con Macri, se debe a que busca debilitar la unidad como un gesto hacia al Gobierno.
El otro sector disidente es el del grupo de gremios del MASA (Movimiento de Acción Sindical Argentino) -liderado por Viviani (Taxis) e integrado por algunos sindicatos de peso como la Unión Ferroviaria (UF) y el SMATA- que el pasado jueves ratificó en un plenario que no irá al congreso del lunes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora