Mañana, a partir de las 11.30, alrededor de cien empanaderas darán inicio al tradicional Concurso de la Empanada Salteña, un certamen que ya forma parte de las costumbre de todos los salteños. Organizado por diario El Tribuno, este evento, que se realiza desde hace 49 años, pondrá en primer lugar a la gastronomía tradicional donde la empanada será la protagonista absoluta.
Se espera que durante toda la jornada pasen más de 15 mil visitantes por el Centro de Convenciones, ubicado en la rotonda de Limache, que llegarán desde distintos barrios de la capital salteña, de localidades del interior y de todo el país. Durante todo la jornada, las concursantes podrán ofrecer sus empanadas al público para que la gente tenga la oportunidad de pasar un día especial en familia. La entrada será libre y gratuita.
El ganador o ganadora se llevará un premio de quince mil pesos. Para el segundo puesto habrá ocho mil pesos y para el tercero, cinco mil. También se entregarán electrodomésticos y canastas con diferentes artículos.
Las personas que asistan a este festival de sabor, además de degustar de las empanadas más ricas de Salta, también tendrán la oportunidad de probar de las mejores comidas tradicionales de la provincia. Habrá un patio de comida donde se ofrecerán diferentes platos.
Recitales
Además de las ricas empanadas y la gran oferta gastronómicas que ofrecerá el Concurso de la Empanada, los que concurran podrán disfrutar de una serie de números artísticos de primer nivel. Actuarán los grupos musicales Los Sauzales, Los del Portezuelo y Gaby Morales. También se presentarán el Ballet Oficial de la Academia del Folclore y el taller de Danzas Tradición Salteña.
El gran jurado
Para esta nueva edición, el jurado que tendrá la difícil tarea de elegir la mejor empanada salteña estará integrado por Aníbal Caro (presidente), los chefs Lalo Angelina (Salamanca), Yanina De Giovanni (Sheraton Salta Hotel); Débora Alancay y Juan Domínguez (Agrupación Tradicionalista Gauchos de Gemes) y Sebastián Ríos (periodista de La Nación).
Edición 2015
En la edición 2015, el Concurso de la Empanada Salteña convocó a más de 12 mil personas que se acercaron al predio que se encuentra ubicado en zona sur. Ese año, El Tribuno coronó como ganadora a la empanadera del puesto número 92, Graciela Raquel López, una estudiante de Psicopedagogía. En esa ocasión, la joven participó junto a sus padres y hermanos.



gaucho1.jpg
Anibal Caro

Aníbal Caro: "Uno dice Salta y dice empanadas"

Hace más de 40 años que es jurado del Concurso de la Empanada. Aníbal Caro es el decano de los jurados del Concurso de la Empanada. Hace más de 40 años que tiene la importante responsabilidad de elegir a las más rica de Salta. "Siempre he asistido al concurso de la empanadas, estuve en la primera edición, cuando los organizaba Roberto Romero en la puerta del Mercado San Miguel, en la calle San Martín, pero iba a degustar", contó jurado.
Y agregó: "Estoy viviendo esta edición como muy importante porque se acerca a los 50 años de una idea que es maravillosa que sirve para atender a los turistas y mostrarles a la gente que viene mostrarle lo que es nuestra gastronomía". Caro explicó que la empanada sirve para recordar la cultura salteña y que a la vez es un ícono dentro de lo que son las costumbres de la provincia.
"Uno dice Salta y dice empanadas. Es importante que se quiera rescatar nuestra gastronomía y nuestros productos. Es un orgullo para mi ser parte del jurado", finalizó Caro.
gaucho2.jpg
Juan Domingo López

"Soy salteño y gaucho, por eso a esto lo llevo dentro

Juan Domingo López expresó que esta nueva edición va a ser un éxito. Juan Domingo López, de 69 años, es la segunda vez que es jurado en el Concurso de la Empanada. Este profesor de la escuela agrícola se considera un verdadero gaucho y por eso se siente orgulloso de formar parte de un evento tan tradicional de la provincia.
"Es el segundo año en el que estoy participando como jurado, o sea que ya tengo una pequeña
experiencia sobre el tema. Por los años que llevan haciendo el concurso a mí me parece que este va a ser el 'boom' porque a nivel país están mejorando las cosas por eso creo que va ser un éxito", señaló López. Y luego dijo: "Yo soy salteño y gaucho por eso a esto lo llevo muy adentro. Me alegra enormemente que me hayan citado para este evento".
En diálogo con El Tribuno, este representante de las tradiciones contó que llegará bien temprano el domingo para evaluar las empanaderas. "Antes de las 10 voy a estar presente para empezar a ver las empanaderas", expresó.

gaucho.jpg
Bárbara Alancai

El sabor de la empanada tiene que ser tradicional

Para Bárbara Alancai, sin muchos condimentos se siente el verdadero gusto. Ser jurado para Bárbara Alancai es algo inédito. Contó a El Tribuno que es la primera vez que participa pero afirma que tiene una basta experiencia en empanadas. "Yo también hago empanadas para vender, hace 10 años, así que entiendo del tema. Siempre hice empanadas, y con mi marido vamos a comer empanadas a todos lados", explica la mujer.
Asimismo, detalla que el sabor de la empanada tiene que ser lo más tradicional posible. "Ahora le meten un montón de cosas y no es así. Le recomiendo a las empanaderas del Concurso que traten de hacerla de la manera más tradicional posible, porque esa es la verdadera empanada, ahí se sienten los verdaderos gustos", dijo.
La jurado contó que desde hace años asiste al concurso como visitante. "Vamos con mi esposo y por lo general compramos en varios locales para probar, así uno va mirando la masa, el gusto o como la hacen, porque cada ingrediente que le ponen es especial", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 4 meses

Del oriente hasta Salta, las empanadas han recorrido un largo camino. Durante la travesía se incorporaron algunos ingredientes y se perdieron otros conforme lo que se encontraba en cada punto de su itinerario. Aquí se reemplazó la carne de cordero por la de vaca e ingresaron a su recado el ají molido y los pequeños trozos de papa. Esporádicamente todavía algunas empanaderas las honran con arvejas, aceitunas y pasas de uva. Salta las acompaña con una salsa de ajíes y tomates crudos y los vinos de la zona, unos prefieren el torrontés y otros el cabernet. Contra lo que opinen los sommeliers, lo bueno es lo que nos gusta a cada uno de nosotros y no lo que pretendan imponernos terceros. Eso decía un tío mío que al vino le agregaba azúcar porque lo prefería dulce, Y ... tenía razón.


Se está leyendo ahora