Un audaz jujeño pretendió burlarse de la Policía local e ingresar un cuantioso cargamento de hojas de coca disfrazado de policía jujeño.
El sujeto llegó en la mañana de ayer al control vehicular establecido donde otrora funcionaran las cabinas de peaje de la empresa Aunor, e invocó la palabra "camarada" al presentarse ante la policía local.
Personal de la Dirección Seguridad Vial que se encontraba apostado en el puesto control de Aunor después de escuchar pormenorizadamente al supuesto colega jujeño procedió a su demora, ya que al abrir el baúl del automóvil hallaron 29 paquetes de hojas de coca.
El sujeto, al ser descubierto comenzó con la táctica de pretender sobornar al personal de la División Vial y, según dijo la fuente policial anoche consultada, les ofreció a los policías dos de los 29 paquetes que transportaba.
Ante la negativa, el falso policía jujeño descendió del automóvil y pretendió "hacer un show", pero fue reducido y conducido a la sede del destacamento de la Policía, existente en el acceso a Salta.
Allí se comprobó que en realidad no era policía ni integraba ninguna fuerza pública en la vecina provincia, sino que se trataba de un conocido traficante de hojas de coca.
El operativo
La caída del traficante y falso policía jujeño ocurrió ayer en horas de la mañana, cuando efectivos policiales solicitaron al conductor de un Ford Ecosport que detuviera la marcha, momentos que descendió una persona uniformada, presentándose como personal policial de la provincia vecina de Jujuy.
El sujeto se mostró nervioso aduciendo que prestaba servicio en Santa Catalina, situación que se le solicito credencial, la cual no portaba.
Ante esto se procedió a realizar requisa y en un bolso, se hallaron 29 paquetes de coca.
De inmediato se realizó consulta con la Policía de Jujuy a fin de verificar si la persona pertenecía a la fuerza, recibiendo contestación que desconocían del mismo.
La persona, al ver que la situación se le complicaba, ofreció una pequeña coima y susurró "apliquen criterio".

El precio de "la verde", tentador

La devaluación de nuestra moneda hizo que el precio de la coca se fuera a las nubes.
Hoy por hoy el kilo de hojas de coca alcanza los 500 pesos o más según la calidad.
La diferencia entre el precio que se consigue en el norte de la provincia, Tartagal u Orán, tienta a los traficantes. Un auto puede cargar 300 kilos, compran en $220 y venden a $480.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maquina Autonomo
Maquina Autonomo · Hace 5 meses

Lo que habrá dejado en los otros controles de ruta, una buen dinero.


Se está leyendo ahora