Georgina tenía 20 años, salió apurada de su casa y olvidó sus llaves en el interior del departamento. Le pidió a su vecino del séptimo piso que la dejara trepar por el balcón para acceder a su vivienda, que estaba un piso más arriba. Sin embargo, la joven perdió el equilibrio y murió luego de caer al vacío. La joven se había mudado a ese lugar hacía sólo tres meses junto a su novio.
La muerte de Georgina se confirmó a las 18.30, poco después de salir de la operación a la que fue sometida a las 17. No obstante, las heridas internas eran de tal magnitud que la joven no sobrevivió a una hemorragia múltiple.
Su madre Adriana contó a El Ciudadano que habían venido a visitarla de otra ciudad una amiga con sus hijas. De hecho, relató también que las visitas habían bajado y esperaban a Georgina en el palier del edificio."La vieron caer a la calle y empezaron a gritar y se desesperaron por socorrerla pero no podían salir", agregó la mujer, a quien consolaba un joven de unos 25 años, visiblemente consternado por la situación.
"La vieron caer a la calle y empezaron a gritar y se desesperaron por socorrerla pero no podían salir", agregó la mujer, a quien consolaba un joven de unos 25 años, visiblemente consternado por la situación.
Era Denis, el novio, quien estaba como en estado de shock, todavía vestido con el traje verde de radiólogo, ya que cuando Georgina cayó del balcón él estaba regresando a su casa desde el trabajo. "La socorrió un médico del hospital Provincial y después la trajeron al Heca", fueron las escuetas palabras del novio de Georgina con los ojos llenos de lágrimas.
Georgina cayó de una altura aproximada de 14 metros, golpeó contra el cemento de la calle Juan Manuel de Rosas y, pese a las gravísimas heridas sufridas, nunca perdió la conciencia.
De acuerdo con el primer parte médico brindado por el director del Heca, Néstor Marchetti, la joven ingresó al centro de salud en estado crítico con "traumatismo de cráneo, traumatismo cerrado de tórax con hemineumotórax izquierdo, traumatismo cerrado de abdomen con una pequeña hemorragia perirrenal y fractura expuesta de miembro superior izquierdo".
Además, tenía contusiones múltiples, algunas severas como la rotura del bazo, por lo que el plantel médico del Heca evaluó y decidió la intervención quirúrgica en horas de la tarde, pero la joven falleció minutos después de ser operada.
Al momento de producirse la caída de Georgina, algunos vecinos pensaron que se trataba de un suicidio, aunque la versión fue rápidamente desmentida tras conocerse el pedido de la chica al vecino del séptimo piso para que la dejara "trepar" por el balcón hasta su departamento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 4 meses

Pobre piba, lo lamento mucho.


Se está leyendo ahora