El primer día del año en San Martín de Los Andes acabó en tragedia, cuando un pesado árbol de unos 40 metros y con raíces descalzadas cayó en plena playa del balneario Catritre, con un saldo de dos niños muertos y una decena de heridos.
El hecho ocurrió alrededor de las 18, cuando estaban colmadas las playas del popular balneario, ubicado a 4 kilómetros de la ciudad por el camino de Siete Lagos sobre la cuenca Lácar, según informa el diario Río Negro.
"Escuchamos un crujido y un estruendo ... no dio tiempo a nada. Había mucha gente entre niños y personas mayores. Fue muy triste lo sucedido", dijo Emanuel, testigo del accidente. "Escuchamos un crujido y un estruendo ... no dio tiempo a nada. Había mucha gente entre niños y personas mayores. Fue muy triste lo sucedido", dijo Emanuel, testigo del accidente.
El camino a Catritre (Ruta Nacional 40) fue interrumpido para facilitar los desplazamientos de las ambulancias, bomberos y policías. Decenas de personas se ubicaron por fuera de la guardia del hospital de la ciudad, a la espera de noticias sobre el estado de los heridos.
Una niña y un niño de cortas edades fallecieron aplastados por el grueso árbol, que a su vez impactó sobre otros pequeños y adultos integrantes de distintas familias, que disfrutaban de un momento de solaz en el primer día del Año Nuevo. En medio de la conmoción se sucedían las escenas desgarradoras de madres y padres buscando a sus hijos, algunos desorientados porque los habían perdido de vista y otros para ponerlos a resguardo.
Según los testimonios recogidos por el diario Río Negro en el lugar del accidente y en la sala de espera del hospital Carrillo, el episodio se desencadenó cuando una fuerte ráfaga de viento hizo crujir las raíces descalzadas del árbol.
La planta estaba erguida en una zona de la bahía de Catritre y en el área del camping Lolen, pero ese sitio está sometido al permanente fluir de las aguas que va horadando la tierra donde se asienta un tramo de las arboledas. La planta estaba erguida en una zona de la bahía de Catritre y en el área del camping Lolen, pero ese sitio está sometido al permanente fluir de las aguas que va horadando la tierra donde se asienta un tramo de las arboledas.
Al parecer, esa situación podría explicar en parte la tragedia, aunque se trata de una mera observación preliminar, que a su vez resultó coincidente con la palabra de algunos de los testigos consultados. Conviene recordar que el sector es jurisdicción del Parque Nacional Lanín y la investigación en curso podría involucrar también a personal de esa institución y a los eventuales responsables del cuidado del área recreativa.
Hubo que trabajar con herramientas para liberarlas. Precisamente, los cuerpos de los dos niños habían quedado debajo de la planta. Al estupor inicial siguió el desesperado llamado de auxilio a los bomberos y al hospital, cuyo personal, junto con los agentes y jefes policiales de la Comisaría 23 y de Tránsito, acudieron en apenas 10 minutos.
Media docena de ambulancias de Salud Pública, de Bomberos y del SEIN fueron afectadas al traslado de los heridos, algunos de ellos con lesiones de consideración y otros con cortes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora