*

Trágico enfrentamiento entre gendarmes y bagayeros

(Fotos gentileza: Samuel Huerga)

Un joven de 20 años perdió la vida durante un violento enfrentamiento entre bagayeros y efectivos de Gendarmería Nacional ocurrido ayer a la tarde a la altura del denominado Puesto 28, en la ruta nacional 50, entre la ciudad de Orán y la localidad fronteriza de Aguas Blancas. El hecho se produjo a once días de los sucesos del 7 del corriente en la zona de la terminal de ómnibus de Orán, donde un grupo de gendarmes fue repelido a pedradas cuando intentó secuestrar mercadería de contrabando en un playón municipal. Hasta el cierre de nuestra edición no se sabían con certeza las causas de la muerte del bagayero. Hay tres versiones. La de Gendarmería, que habría fallecido por broncoaspiración al haberse ahogado con hojas de coca. La de testigos, que habría sido golpeado salvajemente. La de familiares, que habría recibido una herida de bala. Se supo que había tres gendarmes demorados en dos dependencias policiales. En el caso tomó intervención la juez de instrucción el juez federal Raúl Reynoso, quien aguardaba los resultados de la autopsia para darle una calificación a la causa y determinar la situación de los demorados.

El enfrentamiento se produjo pasado el mediodía en el desvío que los bagayeros utilizan para sortear el control de Gendarmería en el Puesto 28. Los efectivos intentaron secuestrar el cargamento que transportaban al hombro los pasadores y éstos se resistieron al procedimiento. Como respuesta, los efectivos comenzaron a disparar balas de goma luego de que otros bagayeros acudieron en ayuda de los que habían sido interceptados. En esas circunstancias cayó el joven Gerardo Gabriel Tercero, de 20 años, con domicilio en el barrio Néstor Kirchner de la ciudad de Orán. El joven fue transportado en una camioneta hasta el puesto de control y de allí en un auto hasta el hospital San Vicente de Paúl de Orán, donde se determinó que estaba muerto. El médico de guardia, Mario Mouskarsel, consultado por El Tribuno minutos después del arribo de la víctima, dijo que a simple vista el muchacho no presentaba herida de bala. “Estamos esperando que la Justicia ordene la autopsia para determinar las causales de la muerte”, expresó el profesional. Y agregó que “los tres gendarmes que lo trajeron manifestaron que posiblemente murió por broncoaspiración”. A partir de ese momento, familiares y compañeros de tarea se concentraron en la guardia del nosocomio. La madre y la esposa de Tercero estallaron en llanto cuando le confirmaron el deceso, mientras testigos del hecho aseguraron a este medio que Tercero fue asesinado.

Clima de profunda tensión en la zona

Mientras la Cooperativa de Bagayeros resolvió cortar la ruta 50 en el acceso a la ciudad de Orán, en el lugar se vivía un clima de profunda tensión. La Gendarmería no emitió ningún parte, pero se supo que todo el personal de la fuerza se resguardó en el Escuadrón 20 y que el Puesto 28 quedó abandonado al haber sido destrozado por los bagayeros tras conocer el deceso del Tercero. Los daños abarcaron las oficinas de Aduana, principalmente las computadores y scanner. Frente a la gravedad de los hechos que se han producido en los últimos días con los enfrentamientos de gendarmes con bagayeros, para anoche se convocó a una reunión en la Unidad Regional 2 de la que participaron el secretario del Juzgado Federal, Gustavo José Haddad; el fiscal adjunto Luis Valencia, autoridades de Gendarmería y un representante de la Cooperativa de Bagayeros. “El objetivo es lograr un punto de acuerdo para ver de qué manera ponemos fin a esta cuestión”, expresó un vocero. Manuel Barrios, presidente de la Cooperativa, dijo que “lo que ha sucedido es grave y queremos que la muerte de nuestro asociado se esclarezca”.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...