La ruta nacional 34, a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia, volvió a ser escenario de operativos contra el narcotráfico. En total 5,482 kilos de cocaína de máxima pureza fueron incautados por efectivos de Gendarmería.
Era de madrugada, ayer. Los gendarmes se subieron a un ómnibus que había partido desde Profesor Salvador Mazza con destino a Salta capital. Habían detenido el colectivo en un control rutinario.
En el puesto de control de Aguaray, sobre la ruta nacional 34, revisaron los asientos y el portaequipaje sin que nada les llamara la atención.
Al final del pasillo entraron al baño y apretaron el botón de agua del inodoro. Había algo raro en su funcionamiento.
Levantaron una chapa que sirve de base y encontraron un hilo, inusual en ese sitio. Tiraron de él y sacaron una ristra de seis paquetes cilíndricos de droga bien compactada.
De inmediato llamaron a gendarmes del Grupo Criminalística y Estudios Forenses, quienes realizaron la prueba química que confirmó las sospechas: se trataba de seis paquetes de cocaína de máxima pureza que, una vez pesados, sumaron 2,354 gramos del estupefaciente.
gendarmeria cocaina
GENDARMERÍA | Incautan más de 5 kg de cocaína ocultos en el inodoro de un colectivo y en baúl de un auto en dos procedimientos.
GENDARMERÍA | Incautan más de 5 kg de cocaína ocultos en el inodoro de un colectivo y en baúl de un auto en dos procedimientos.

En el baúl de un auto

Los minutos transcurrían en la oscura y fría noche, en el norte salteño.
Poco después de ese primer secuestro de droga, miembros del Escuadrón 54 detuvieron un auto Renault Logan PH2 que, al igual que el colectivo anterior, había partido desde Salvador Mazza y se dirigía a Tartagal.
Al solicitarle la documentación del vehículo y el carnet de conducir, los efectivos comprobaron que el conductor, de nacionalidad boliviana, no era el propietario del vehículo. Le pidieron la cédula azul -obligatoria para conductores que no son propietarios- y tampoco la tenía.

Junto a él viajaba una mujer argentina.

Entonces, los efectivos le pidieron que estacionara el auto sobre la banquina y comenzaron a revisar el interior del vehículo, los costados, la parte de abajo y la trasera. Abrieron el baúl y al levantar la alfombra que recubre el piso encontraron, ocultos a la altura del guardabarros, tres panes de cocaína. Al pesarlos arrojaron un total de 3,128 kilogramos.
El conductor y su acompañante fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado Federal de Orán, que tomó intervención en los dos operativos antinarcóticos. El automóvil quedó secuestrado.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 6 meses

Con los grandes problemas que tenemos aquí tenemos que soportar esta plaga pero plaga de bolivianos indocumentados, cobran planes, son narcos, los hospitales están plagados de estos parásitos, en los corsos están invadidos de caporales y sus fiestas religiosas una promiscuidad total.

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 6 meses

DONDE HAY BOLITAS ........SEGURA MARCHA LA MERCA...........DONDE ESTAN LOS BOLIVIANOS SEGURO ESTA EL NARCO.......ESTA COMPROBADO SON PLAGAS ..........BOLIVIANOS ES SINONIMO DE DROGA.......!!!!!!!!!


Se está leyendo ahora