A pocos días del inicio de clases, conseguir un transporte escolar es parte de la tarea a la que están abocados muchos padres. Hasta el momento sólo el 33 % del padrón habitual de transportes cuenta con habilitación de la Municipalidad.
De 120 licencias disponibles aproximadamente para el traslado de escolares en la ciudad, sólo 40 propietarios realizaron el trámite para obtener la licencia. El plazo para presentar la documentación en la Dirección de Transportes Públicos (Las Heras y los Aceres) es hasta el viernes.
Con un incremento de más del 30% respecto al 2015, los precios actuales del servicio oscilan los 800 pesos (ida y vuelta). El año pasado costaba 600.
De acuerdo a la normativa vigente (ordenanza 12211 y sus modificatorias) el servicio de transporte escolar deberá ejecutarse en forma "altamente eficiente y revestir características especiales de seguridad, responsabilidad, confort, higiene y regularidad".
La habilitación municipal es uno de los requisitos fundamentales para comprobar la legalidad de la prestación. Los vehículos deben tener la revisión técnica, cinturón de seguridad para cada ocupante, contar con apoyacabezas en todos los asientos y no exceder la capacidad de pasajeros. Existen combis con espacio para 28 o 18 pasajeros.
Los vehículos habilitados cuentan con una oblea identificatoria. La vigencia de la misma se comprueba con la exhibición del año en curso.
"Para comprobar la legalidad de un transporte escolar sólo basta con ver la oblea con el presente año y el cuaderno de inspección", expresaron algunos propietarios que ya cuentan con el permiso.
La ley también contempla la presencia de una celadora a bordo y que el chofer a cargo cuente con un carnet "D 2" que lo habilite como profesional, además de un seguro especial contra terceros y para los niños transportados.
Diferencia de tarifas
Si bien la habilitación es igual para todos los casos, las tarifas varían de acuerdo a las distancias. De esta manera el servicio que se presta desde los barrios hasta establecimientos educativos del centro tiene un valor de 800 pesos, mientras que las combis que realizan los traslados dentro de una misma zona cuestan cerca de 550 pesos. "Siempre está el temor de tener una temporada baja pero cada propietario sabe a fin de año con que cantidad de clientes contará. La suba se da porque hay gastos que absorber y no hay muchas opciones", dijo a El Tribuno Ezequiel Echechurre, quien se dedica a la actividad desde hace varios años.
Desde ATESa
A días del nuevo ciclo lectivo, el sector espera que la suba no repercuta en la cantidad de clientes. A los transportistas los afectó en gran medida el boleto gratuito para estudiantes que implementó el Gobierno.
"El boleto gratuito nos afectó considerablemente ya que no sólo viaja gratis el niño sino que también lo puede hacer en compañía de algún abuelo", expresó a El Tribuno Nilda Bini, titular de ATESa (Asociación de Transportes Escolares de Salta).
De total de las licencias para el servicio, el 20% está destinada para el traslado de personas con alguna discapacidad motriz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora