Los representantes del Sindicato de Trabajadores del Azúcar (STA) y la firma Tabacal mantuvieron esta tarde un nuevo encuentro en dependencias del Ministerio de Trabajo, en el marco del conflicto que mantienen desde hace 67 días, por la intención de la empresa de implementar un cuarto turno y por cuestiones salariales, pero aún no arriban a un acuerdo "Hoy nos reunimos por casi tres horas en el Ministerio de Trabajo de Salta pero ni siquiera se avanzó", expresó a Télam Martín Olivera, que es elsecretario general del STA en la provincia.
El dirigente reveló que "hoy nos sorprendió que el presidente de la empresa, Hugo Rossi, salió por todos los medios de Orán mientras nosotros viajábamos a Salta para la negociación, diciendo cosas que no ayudaron para nada en esta reunión" y que luego fueron repudiadas a través de un comunicado sindical.
En este sentido, detalló que las partes firmaron un acta de las conversaciones que mantuvieron hoy, pero -según Olivera-, los representantes de la empresa, encabezados por Carlos Amura, "se negaron a poner el porcentaje que de palabra habíamos acordado para el aumento salarial".
El dirigente precisó que la empresa propuso un aumento del 41,37 por ciento, con lo que el salario pasa de 1.530 a 16.300, al tiempo que aseguró que la empresa no tiene intenciones de negociar sobre "la implementación del cuarto turno, sino imponerla".
Desde el sindicato señalan que la incorporación de este nuevo turno, "reduce un 50 por ciento el sueldo de los trabajadores, lo que atenta no solo contra ellos sino contra toda la comunidad, por el aporte del 2 por ciento que tiene que hacer la empresa por cada trabajador a la cooperadora asistencial", explicó Olivera.
"Ahora quedamos a la espera de una nueva convocatoria del Ministerio de Trabajo de la provincia, para seguir negociando y ver si avanzamos en algo. Mañana nos tenemos que defender en la delegación Salta del Ministerio de Trabajo de la Nación por una sanción y multa que nos quieren imponer, como han hecho en Ledesma", agregó.
Hasta hoy, por el conflicto la empresa, considerada una de las agroindustrias más importantes del norte del país, lleva 67 días sin producir, con una pérdida diaria de 16 millones de pesos, que se traducen en 1.047.000.000 de pesos, según detalló el dirigente gremial.
Los trabajadores permanecen apostados en la puerta de la planta de esta firma, que nació en 1920 y está ubicada en el municipio de Hipólito Irigoyen, en el norte provincial. Actualmente participa en los negocios del azúcar, el alcohol, la generación de bioenergía eléctrica y fabricación de abonos orgánicos.
Lo que mantiene alejada a las partes es la implementación del cuarto turno, ya que el gremio no acepta esta modalidad. La empresa emitió varios comunicados durante el conflicto, en los que incluso denunció hechos de violencia cometidos por parte de los miembros del STA.
El 13 de agosto pasado, tras un encuentro de los intendentes de las localidades del departamento Orán y el obispo Gustavo Zanchetta, manifestaron la "preocupación y compromiso con la urgente resolución del conflicto".
"Nuestra principal preocupación son los trabajadores y sus familias, que son los más afectados por este prolongado conflicto, muchos de los cuales ya no tienen para comer", dice el comunicado de la Diócesis de Orán.
En el texto, Zanchetta y los intendentes agradecen a los gobiernos nacional y provincial, por los esfuerzos realizados para que las partes se puedan poner de acuerdo, aunque creen que el estado todavía "puede y debe hacer algo".
"Lamentablemente las partes todavía están lejos de arribar a los acuerdos esperados", dice el comunicado, tras lo que piden que continúe el diálogo y se arribe a una solución a "la mayor brevedad posible, sin aumentar los costos sociales".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora