Mientras los ediles analizan si sancionarán un instrumento para otorgarle algún marco legal al tema de las campañas solidarias, continúan las repercusiones por la estafa pública de la que fueron víctimas cientos de tartagalenses.
Los vecinos de la ciudad, respondiendo a una campaña realizada por el canal de cable Video Tar para recaudar fondos para una inescrupulosa mujer que ante las cámaras del noticiero lloró asegurando que padecía un cárcel terminal, fueron estafados ya que se comprobó que la supuesta enferma tomó el dinero y se fue a pasar unos días a Cafayate, ya que nunca padeció una terrible enfermedad y goza de buena salud.
El primero en referirse al tema fue el intendente local, Sergio Leavy, quien en la edición del domingo de El Tribuno dio a conocer la situación, pidió más seriedad a los medios al momento de realizar alguna campaña, sobre todo si se trata de juntar dinero que aporten los vecinos, pero sobre todo insistió en la necesidad de que el espíritu solidario de los tartagalenses no se pierda.
Lo cierto es que todos estaban en contra de todos y la gente del canal tuvo que salir a dar explicaciones para que el hecho no quede como una estafa perfectamente orquestada entre una mujer y los periodistas que critican a las autoridades locales.

Las explicaciones del caso

Después de las declaraciones de Leavy, las redes sociales estallaron con comentarios fustigando duramente a Leonor Torres, la mujer que había manifestado ante las cámaras que no había logrado ningún tipo de apoyo por parte de la Municipalidad ni de ningún funcionario ni legislador provincial, a los que había recurrido a pesar de su delicado estado de salud, y por eso recurría al canal local.
Fue tal la indignación que muchos opinaron que la situación no debía quedar allí sino que la Justicia penal debía actuar de oficio, y otros dijeron que el medio que realizó la colecta debía hacerse cargo de la responsabilidad que le cabía.
Fue el gerente del canal de cable, Mario Andreani, quien debió salir a dar las explicaciones del caso, y aseguró que siempre obraron de buena fe y que -al tomar conocimiento de que se trataba de una mentira- habían logrado recuperar $30.000 que terminaron por donarlos al hospital Juan Domingo Perón.
"Hemos llevado a cabo muchísimas campañas con el solo objetivo de asistir a personas necesitadas; lo vamos a seguir haciendo y no nos vamos a detener porque vemos la necesidad de todos los días. El canal es receptor de todas ellas y no le vamos a cerrar las puertas a quien lo necesite", remarcó.
Andreani informó además: "Se recaudaron $53.000, que se contaron ante testigos y, posteriormente a la campaña, optamos por llevar $33.000 para donarlos al hospital Juan Domingo Perón".

La intención no era buena

El concejal Rolando Álvarez, por su parte, al ver algunas imágenes de la campaña que realizaba el canal, reconoció a la mujer que había intentado en 2009 conseguir alguna ayuda del municipio presentando documentación falsa para una supuesta intervención quirúrgica que debía realizarse en Buenos Aires y que no existía.
Álvarez consideró: "Desde el Concejo Deliberante debemos sancionar algún instrumento y se encuentra bajo análisis si corresponde una ordenanza, una declaración o una resolución, para darle un marco legal y seriedad a este tipo de campañas que se realizan en forma permanente, porque la comunidad de Tartagal es absolutamente solidaria".
"Más allá de regular la responsabilidad de alguien en particular, lo que buscamos es que los vecinos se sientan seguros al momento de donar, pero sobre todo que nunca más vuelva a vulnerarse la buena fe de todos ellos", aseguró el concejal.
El edil agregó: "La campaña no resultó bien porque la intención, a mi criterio, no era buena. Lo que se buscaba era criticar la gestión municipal, pretendiendo poner en evidencia que no se atiende las necesidades de la gente; que los funcionarios somos unos insensibles y que no nos importan los enfermos".
"Era tan sencillo hacer un par de llamadas telefónicas al hospital de Tartagal o al hospital Oñativia -donde supuestamente esta mujer iba a ser operada- para saber que todo era una farsa, pero, como la intención era otra, los burlados terminaron siendo los vecinos", dijo el concejal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...