Ayer en horas de la tarde, un hombre se roció con alcohol y se prendió fuego. Fue después de una discusión con su pareja en el barrio La Loma, de Villa Güemes, en Tartagal.

El lesionado de 30 años, quien por disposición judicial tenía prohibido acercarse a la vivienda, se habría presentado en estado de ebriedad, y luego de una discusión supuestamente se autolesionó. El hombre se encuentra internado en el hospital San Bernardo con diagnóstico de "quemaduras en el 30% de la superficie corporal", con consigna policial dispuesta por la Jueza de Familia y Violencia de Género de Tartagal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora