Mientras los gremios no aflojan y desde distintos sectores sindicales insisten con el pedido de un bono para fin de año, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, confirmó que "no está en agenda un bono generalizado de fin de año".
"Más allá del reclamo puntual, entendemos que muchas cosas se pueden hacer en relación al vínculo que tengan con las empresas para las que trabajan, lo que no podemos hacer es generalizarlo, porque nuestra prioridad fiscal es asegurar el pago de sueldos a nivel nacional y de las provincias", sostuvo Triaca en declaraciones a radio Continental.
Sobre la negociación de las paritarias, aseveró: "El Ministerio tiene que ser un equilibrado actor para ayudar a que se construyan esos contextos".
"Lo que les pedimos, tanto a los empresarios como a la dirigencia gremial, es que nos ayuden a poner en marcha la economía, a mirar el crecimiento de la Argentina. Porque para que haya pobreza cero tenemos que crear nuevos puestos de trabajo para que la salida de la pobreza sea digna", agregó.
"La economía, con los cepos que había, con el sistema pernicioso de retenciones al sector agroindustrial, eran mecanismos que limitaban el crecimiento de nuestra economía, y eso lo paga el sector laboral, los desempleados, y con la inflación adicionalmente. Venimos de cuatro años de recesión y estancamiento y nuestra responsabilidad era poner en funcionamiento la economía de la forma más rápida posible", concluyó.
Desde el equipo de Macri, habían adelantado que "forzar desde el Ejecutivo a las empresas a pagar un bono sería una señal contradictoria respecto de la baja en las expectativas inflacionarias que intentan transmitir los funcionarios".
Y señalaron también: "Todo el accionar oficial respecto de las negociaciones apuntará a relacionarlas con el crecimiento económico y un eventual amesetamiento en los precios".
De manera individual
Hasta la semana pasada las demandas habían sido expuestas por parte de gremios de manera individual. El único que ya lo tenía garantizado era el de personal de peajes (Sutpa), de Facundo Moyano, que pactó con las concesionarias $6.800 en dos cuotas de 3.400 pesos. Su padre, el camionero Hugo Moyano, pidió a las cámaras de transportistas el pago de $8.000 y el gremio de la alimentación hizo lo propio a las empresas en función de su tamaño (a las grandes, $5.000, y a las más pequeñas, 2.500 pesos).
Plaini salió a pedir
El titular del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini, justificó el pedido de un bono de fin de año para compensar la crisis que "dejaron Cristina y su entorno".
Dijo: "Al salir del cepo, los empresarios hacen lo que quieren", tras sostener que "la pérdida en el bolsillo del asalariado es de un 25% con la devaluación y hay que ayudar al más necesitado".
UDA pidió un bono de emergencia de $ 5.000
El secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, anunció ayer que el gremio reclamó un bono de emergencia de 5.000 pesos para enfrentar los últimos aumentos de precios.
"Ya hicimos el pedido a todas las provincias de un bono de 5.000 pesos para compensar el alza de precios que está deteriorando los salarios", señaló Romero. "A todas las provincias les estamos pidiendo esa suma de emergencia y en la ciudad de Buenos Aires el reclamo será una suma porcentual sobre los sueldos, que aún estamos evaluando", agregó.
El líder de la UDA, que nuclea a más de 90 mil docentes en todo el país, señaló que los pedidos fueron realizados a las provincias de Santa Fe, Mendoza, Córdoba y San Juan, entre otras.
Romero señaló que "la situación es muy preocupante" pero resaltó que tanto con las autoridades educativas nacionales como los de la provincia de Buenos aires "hay un diálogo".
"Hay una buena apertura para buscar consensos en las primeras reuniones que hemos tenido y esto nos asegura un buen escenario de trabajo conjunto para tratar la problemática educativa", dijo el sindicalista. Y calificó de "excelente" la reunión mantenida por los gremios docentes con la gobernadora María Eugenia Vidal.
"Que Macri no se olvide de los trabajadores"
El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, le reclamó al presidente Mauricio Macri que "en algún momento se acuerde de los trabajadores", al tiempo que anticipó que en marzo podría haber una nueva conducción unificada de la central obrera. "(Macri) se ha reunido con todos los sectores, esperemos que en algún momento se acuerde de los trabajadores. Conmigo estuvo, pero tiene que recibir al conjunto", sostuvo el dirigente camionero. El líder gremial se refirió al pedido de un bono de fin de año para los trabajadores y reclamó que "el Gobierno, que saca decreto por todo, anula una cosa, anula otra, tome la decisión de pedirle a las empresas que pague el bono, que es mínimo".
"Toma decisiones muy fuertes, ha sido muy generoso con muchos sectores, como el campo. Espero que también deje un poco de generosidad para los sectores laborales. A veces uno se molesta cuando tienen tanta fuerza para tomar un tipo de decisiones y duda sobre las otras", agregó. Moyano sostuvo que "cuando eliminó el impuesto al campo, (el Gobierno) tuvo dudas al principio de dejar sin efecto el impuesto a las ganancias del aguinaldo". Y añadió: "Estas son las dudas que a veces nos genera el Gobierno". A pesar de que afirmó que está "más preocupado que enojado", el secretario general de la CGT Azopardo envió una advertencia al presidente: "En materia de cambio, nadie sabe más que nosotros y los de UTA, porque aprendimos a manejar camiones sabiendo meter los cambios. Si uno se equivocaba en un cambio, se iba a la banquina o chocaba. Entonces, espero que esto lo aprenda también el Gobierno". Sobre la unificación destacó: "A mediados de enero tenemos una reunión en Mar del Plata con 140 organizaciones (gremiales), para acercar posiciones".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora