El matadero privado que funciona en la zona este de San José de Metán está realizando obras para evitar nuevos derrames cloacales en la zona e inconvenientes a los vecinos.
La Municipalidad multó al frigorífico en varias oportunidades y Aguas del Norte clausuró, el lunes pasado, el ducto de desagües de sus instalaciones para evitar que sigan arrojando restos de animales y sangre en el sistema.
"Vamos a habilitar otras dos cámaras sépticas que se sumarán a las otras dos que ya estaban en funcionamiento. De esta manera las instalaciones van a contar con cuatro filtrados que están siendo enrejados para evitar el paso de los sólidos", dijo el veterinario del matadero, Facundo Suárez Figueroa.
Debido a la problemática, en el establecimiento no se faenan vacunos ni cerdos desde hace una semana. Esto está causando un grave perjuicio a los productores de la zona y a algunas carnicerías se están desabasteciendo.
"Estamos cambiando el sistema de desagües del matadero, colocando rejillas y chapas. Además, se están limpiando las cámaras sépticas, de acuerdo a lo solicitado por Aguas del Norte", aseguró Franco García, quien es encargado del frigorífico local que se encuentra en el barrio Matadero, al este de la ciudad.
Por otra parte, Suárez Figueroa destacó que el matadero cuenta con todas las habilitaciones de higiene y seguridad y tiene laboratorio propio.
"El problema es que el matadero es muy antiguo y con el tiempo quedó dentro de la zona urbana", dijo el veterinario.

Quejas vecinales

Un derrame de aguas servidas con restos de animales y sangre tuvieron que soportar nuevamente, la semana pasada, los vecinos de un sector del barrio Matadero.
El líquido fluyó en la intersección de las calles Río Piedras y Lerma, donde hay una boca de registro de Aguas del Norte en la vereda de uno de los vecinos más afectados.
"Esto es realmente insoportable. El agua de las cloacas ingresa al patio de mi casa y arrastra carne y tripas de animales como vacas y cerdos que faenan en el matadero que se encuentra cerca. Este problema viene desde hace mucho tiempo. Se hicieron reclamos, pero no hay soluciones", dijo en ese momento Santos Manuel Jurado.
"La gente de Aguas del Norte estuvo trabajando acá, pero al día siguiente comenzaron a fluir nuevamente los líquidos, esa vez sin sangre ni restos", señaló el vecino. Por su parte, Aguas del Norte, responsabilizó al matadero. "El problema es que arrojan restos de animales con sangre en el sistema. Ya los hemos notificado en varias oportunidades", dijo Sergio Alemán, jefe en Metán de la empresa prestataria.

Las multas

Sobre la problemática la Municipalidad, a través de su dirección de Inspección y Control General, informó a la comunidad, especialmente a los vecinos del barrio Matadero, que el establecimiento fue multado en varias ocasiones.
"Nuestro accionar es permanente, controlando y sugiriendo mejoras en las diversas actividades que desarrollan en el matadero. Podemos exhibir, a quien lo solicite, una importante cantidad de actas labradas que lo demuestran, sin contar otras visitas realizadas de forma sorpresiva y espontánea para que cumpla el Código Alimentario Argentino, la ley provincial de carnes y ordenanzas vigentes, pero logramos que los propietarios inviertan en tecnología instalando una nueva caldera, motores de nueva generación para las cámaras frigoríficas, control de faena con médico veterinario de Rosario de la Frontera y control de higiene general".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia