"Mi expareja fue condenada a dos años y ocho meses de prisión de ejecución condicional por el abandono de mis hijos. En la parte penal se hizo justicia. Ahora falta que se haga en lo que es el Juzgado de Familia", manifestó Daniel Pereyra (50), médico.
En 2010, el hombre se separó de Verónica Silvina Ávila, con quien tiene un hijo de 9 años y una hija de 8. Luego la denunció por abandono de persona a los menores y comenzó a reclamar la tenencia. "Lo peor que sucedió es que una vez dejó a los chicos solos en la casa. Tenían 2 y 3 años. Quedaron durmiendo en una cunita y con una estufa encendida al pie", contó el padre.
Pereyra aseguró padecer daño moral, psicológico y económico. "Todavía no puedo tener a mis hijos. Todo esto fue una lucha. Tuve que pagar mucho dinero a abogados. Cambié de abogados tanto en lo penal como en lo civil. Si yo no me movilizaba, mi caso quedaba en la nada", hizo hincapié.
"No puede ser que un proceso por abandono de niños dure cinco años para encontrar justicia. El abandono fue constatado por la Policía y los vecinos, que declararon en el ambiental que los chicos quedaban solitos gritando, encerrados en la casa mientras ella se iba. Todo fue probado en distintas instancias. En el juicio que se llevó a cabo el lunes y martes pasados declararon un policía, una empleada y un taxista que fueron testigos del abandono. Fue terrorífico. La sentencia la dictaminó la Sala III", dijo Pereyra.
"Voy a presentar el fallo ante el juez de Familia, Víctor Soria, para que resuelva la situación y me otorguen la tenencia de mis hijos. Me pregunto ¿dónde están los derechos de los niños?", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...