El ministro de Economía, Axel Kicillof, advirtió hoy que "siguen vigentes" las presiones y amenazas de los fondos buitre sobre los países endeudados y reclamó "reglas claras en la nueva arquitectura financiera internacional" para enfrentarlos a escala mundial.
El dato curioso fue que Kicillof se sacó una foto sonriente junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el Ministerio de Economía la difundió en forma oficial, apenas horas después de que el candidato oficialista, Daniel Scioli,
protagonizara un áspero debate donde acusó a su rival, Mauricio Macri, de pretender "volver al FMI para endeudar al país".
Kicillof participó del plenario que inició la segunda jornada de la cumbre del G-20 en Turquía, donde destacó la necesidad de implementar medidas contra los riesgos que representan los fondos buitre sobre la reestructuración de deudas soberanas.
El jefe del Palacio de Hacienda mantuvo un breve diálogo con Lagarde durante una pausa entre las reuniones del G20.
"Necesitamos reglas claras en la nueva arquitectura financiera internacional; un nuevo marco jurídico con principios sanos y transparentes", aseguró Kicillof.
Advirtió que "los países están más endeudados que antes de la crisis" y sostuvo que "la escandalosa interpretación de la justicia estadounidense en la sentencia del caso argentino demuestra que el problema es aún más grave y que la amenaza de los fondos buitre aún sigue vigente".
"No podemos hacernos los distraídos. No puede ser que cualquier empresa privada tenga mejores condiciones para reestructurar sus deudas que una Nación soberana", aseguró Kicillof, ante líderes de las 20 economías más grandes del mundo.
Kicillof advirtió sobre una "crisis mundial persistente cuyas consecuencias aún se observan, el problema de la deuda permanece".
Los presidentes de las principales países manifestaron su preocupación por la reestructuración de deudas soberanas y la necesidad de seguir trabajando para encontrar una solución satisfactoria durante el plenario de la cumbre, posición que quedó reflejada en el comunicado final de la cumbre.
El ministro participó también de un almuerzo de trabajo en el cual se abordaron temas comerciales, energéticos, se delineó el Plan de Acción y se realizó la presentación de la República Popular China como sede de la próxima cumbre del G-20 que se realizará el año próximo.
La agenda del ministro argentino continuó con una reunión bilateral con su par de Finanzas de la Federación rusa, Anton Seluyánov, en la cual se profundizó la relación estratégica integral entre ambos países.
En el encuentro participaron el ministro de Planificación, Julio De Vido; el secretario de Relaciones Económicas de Cancillería, Carlos Bianco; y el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Agustín Simone.
Kicillof mantuvo también un encuentro con el ministro de Finanzas de Francia, Manuel Valls, en el que se dialogó sobre el apoyo francés en los foros internacionales frente al litigio entre la Argentina y los fondos buitres.
Además, se destacó la resolución favorable que tuvo la negociación sobre la deuda con el Club de París.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Julio Baloteli
Julio Baloteli · Hace 12 meses

estos son los panqueques del kirchnerismo. son la peor basura para la argentina


Se está leyendo ahora