El boletín de vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación informó que se confirmó el primer caso de una paciente con fiebre del virus zika en la Argentina. Se trata de otra infección que nunca fue detectada en el país y que puede ser transmitida por el mosquito Aedes aegypti, como el dengue. Se trata de una mujer que se infectó con el virus que causa el zika en Colombia, donde hay un brote epidémico como en Brasil. Es decir, es un caso importado. "La mujer tiene 23 años y es colombiana, pero reside en Capital. Tuvo fiebre y dolores musculares cuando visitó Colombia. Cuando volvió a la Argentina el 5 de enero, consultó a un hospital privado en la Capital. Se avisó de la sospecha de infección viral y se mandó una muestra de sangre al Instituto Maiztegui de Pergamino para que se estudie. El jueves se confirmó que era zika", informó a Clarín el infectólogo Eduardo López, que forma parte del comité de crisis para virus dengue, chikungunya y zika del Ministerio de Salud porteño. "La paciente con zika evolucionó bien y no necesitó internación".
También López comentó que cuando se sospechó del caso de zika se mandó a hacer el control de foco con la eliminación de criaderos de mosquitos y fumigación en el barrio donde reside la mujer. En Rosario, la autoridad sanitaria local sospecha de un caso de zika que podría estar cursando un hombre que llegó de Brasil, quien admitió haber mantenido contacto con personas infectadas con el virus. Es que Brasil y Colombia, donde hubo 600.000 casos con fiebre del virus recientemente, son los países más afectados por zika.
En tanto, el Ministerio de Salud de Costa Rica confirmó también la aparición del primer caso positivo de zika, que fue adquirido por un hombre en Colombia.
La fiebre de zika es una enfermedad que también es transmitida por mosquitos, como el dengue o la fiebre chikungunya. Sus síntomas más comunes son fiebre leve, sarpullido, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular, malestar general y conjuntivitis, que ocurre entre dos a siete días después de la picadura del mosquito. Es una infección originaria de Africa que se expandió hacia otras regiones.
Mosquito transgénico para combatirlo
Una legión semanal de 800.000 mosquitos transgénicos combate en la ciudad brasileña de Piracicaba el Aedes aegypti, transmisor del dengue, el zika y la chikungunya que ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias de Brasil y de toda América Latina.
El mosquito fue modificado genéticamente en 2002 para impedir la expansión territorial del Aedes aegypti y hace un año comenzó a ser utilizado en Piracicaba para frenar el aumento del dengue en esta localidad de 460.000 habitantes.
Una furgoneta cargada con miles de mosquitos recorre diariamente el barrio Cecap-Eldorado, donde hace dos años se registró el 80% de los casos de dengue del municipio, el principal caballo de batalla de las autoridades antes de la llegada del zika, un virus que se ha relacionado con el aumento de casos de microcefalia en recién nacidos en Brasil.
La particularidad de los mosquitos transgénicos, cuya comercialización todavía no está dispuesta, es que se aparean en libertad con las hembras salvajes y transmiten el 'gen letal' a sus descendientes, por lo que la nueva generación de mosquitos muere antes de llegar a la fase adulta, disminuyendo así su población.
La información da cuenta de que en los últimos ocho meses las larvas de Aedes aegypti se redujeron un 82% en el barrio donde fue empleado el insecto modificado genéticamente y el número de casos de dengue pasó de 133 a uno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora