Una acalorada protesta se inició en la mañana de ayer, a instancias de la oficina de la Subsecretaría de Prevención y Emergencias de la Municipalidad.
En la puerta de la dependencia, situada en calle Mitre al 1000, los trabajadores cortaron la calzada al compás de bombos y redoblantes.
El reclamo apuntaba a la liquidación de horas extra cubiertas en las últimas fiestas de fin de año, que hasta el momento, según expresaron los manifestantes, no habían sido abonadas.
Desde que se inició el corte, el subsecretario del área, Nicolás Kripper, entabló conversaciones en el Centro Cívico Municipal (CCM) para resolver el asunto. El arribo a la solución llegó pasado el mediodía, cuando Kripper consiguió el compromiso de Hacienda municipal para cancelar la deuda con los trabajadores.

Jornada movida

Antes de dicha resolución el funcionario había intentando disuadir a los manifestantes para que abandonaran el corte y confiaran en su palabra.
Los empleados, sin embargo, sostenían que "las palabras se las lleva el viento" y que hasta que no apareciera un papel que diga que les iban a pagar no pensaban cesar la protesta.
Dicho requerimiento llegó tras reuniones que mantuvo Kripper con diversos funcionarios y responsables del área contable.
Tras las gestiones del subsecretario y por decreto 153, según le detalló Kripper a este medio, se concretó la liquidación de las horas extra trabajadas en Navidad y Año Nuevo.
En el instante en que Kripper se apersonó en la sede de calle Mitre para dialogar cara a cara con los trabajadores y comentarles la novedad que traía el decreto 153, los empleados depusieron su medida de fuerza y retomaron las labores corrientes, que habían sido suspendidas ni bien se inició la jornada.
"Aparentemente mañana (por hoy) nos pagan las horas que nos deben, según lo que nos dice el subsecretario. Vamos a confiar en sus dichos y retomaremos nuestras tareas, pero si no nos pagan volveremos a las medidas de fuerza", advirtió Vanesa Bazán, vocera de los trabajadores de Prevención y Emergencias.
Por su parte, Kripper afirmó: "Hemos conseguido que se les paguen las horas extra después de mantener conversaciones con la gente de Hacienda, con los propios trabajadores y con algunos gremios". A pesar de esto último los trabajadores de la Subsecretaría se reivindicaron autoconvocados, sin filiación con ninguna entidad sindical.
Los trabajadores también relataron que no les han sido reconocidas aún las horas prestadas durante el Rally Dakar. De igual modo, aún no incluyeron esa reivindicación entre sus reclamos, aunque anticiparon que pronto las exigirán.

Protesta

Como aditamento, la movilización estuvo reforzada por la quema de neumáticos que rápidamente expandieron su humareda hacia la zona lindante. Tan solo a unos metros, en la esquina de Mitre y Ameghino, la fila para entrar en una entidad financiera que se desplegaba en la vereda padeció la expansión del humo.
Independientemente de eso, el reclamo discurría de forma pacífica, amén del desorden vial causado por el corte total de la calzada.
En esa altura, la calle Mitre es carretera de paso para varios corredores del transporte público de pasajeros. Además, se encuentra en cercanía de varias instituciones educativas de relevancia, que tienen una población escolar numerosa y, por ende, acarrean grandes movimientos de tránsito.

Presencia policial

La Policía desembarcó en el lugar con varios cuerpos de infantería, armados con palos y escudos, y hasta con armas de calibre corto, de las que no se supo su tipo de detonación (si eran de balas de goma, de pintura o para arrojar gases lacrimógenos).
La llegada de las guarniciones tensionó por algunos minutos la protesta.
Uno de los oficiales que encabezaba el operativo, Alberto Bautista Díaz, abrió el diálogo con los manifestantes y consiguió que redujeran el corte a media calzada.
La predisposición de los trabajadores hizo que la policía se retirara del lugar.
Díaz reconoció a El Tribuno que no tenía ninguna orden judicial para "despejar" la zona. "Estamos actuando de oficio", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora