El detenido Martín Lanatta, uno de los tres presos que se fugaron del penal de General Alvear, fue trasladado ayer por la tarde desde la localidad santafesina de Cayastá hacia los tribunales federales para ser indagado por el juez Sergio Torres.
Lanatta, con un casco en la cabeza, salió de la comisaría 5ta. de esa zona santafesina pasadas las 18.30 y fue llevado a Buenos Aires en un avión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y fuertemente custodiado por personal de esa fuerza de seguridad.
En el operativo estuvo presente el jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, y efectivos de Prefectura, Gendarmería y Policía de Seguridad Aeroportuaria.
Sigue la búsqueda de los cómplices
Por otra parte, el titular de la Policía Federal, Román Di Santo, tras reconocer ayer que sólo uno de los condenados por el triple crimen estaba detenido, indicó que las fuerzas de seguridad todavía buscan a sus cómplices, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci por el río.
El jefe de la Federal dijo que todas las fuerzas que dependen del Gobierno nacional continúan trabajando para encontrar a los dos evadidos que faltan.
"Vamos a seguir trabajando para dar con los otros dos prófugos en corto tiempo", aseguró.
El jefe de la PFA sostuvo que "estos dos malvivientes que quedan libres todavía son personas de una calaña única" y que para lograr su detención han trabajando en conjunto las cuatro fuerzas federales que dependen del Ministerio de Seguridad de la Nación y las de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.
"Hay mucha cooperación, no solo de medios terrestres sino aéreos, son personas de una criminalidad que no tiene nombre así que tenemos que cuidar muchísimo lo que se hace", expresó Di Santo.
Finalmente señaló que "se sabe en qué radio están" los dos prófugos, pero no dio detalles para que los operativos sean exitosos.
Sergio Torres. "Un triunfo de la institucionalidad"
Así calificó el juez federal Sergio Torres a la captura de uno de los prófugos. El juez federal Sergio Torres consideró ayer que la captura de uno de los prófugos es "un triunfo de la institucionalidad" y destacó que "el trabajo conjunto dio los frutos buscados".
Torres fue quien ordenó varios de los allanamientos que se llevaron a cabo el último jueves por la noche y el viernes en distintas zonas de Santa Fe para dar con Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.
Además, el juez federal puso de relieve que los delincuentes "estaban en Santa Fe porque se tuvieron que ir de Buenos Aires. El trabajo que se hizo en Buenos Aires dio frutos indirectos".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora