Los 45 expedientes se encontraban en una biblioteca a la vista de todos en una secretaría de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.
Estuvieron así durante más de cuatro años sin que hubieran sido ingresados oficialmente al tribunal.
Eran expedientes de casos de corrupción, algunos de ellos muy resonantes. Pero oficialmente las causas estaban "traspapeladas".
Esa fue la argumentación formal que dio la presidenta de esa sala, la jueza Ana María Figueroa, según consta en uno de los oficios que también lleva la firma del secretario Javier Reina de Allende, sobre quien recayó toda la responsabilidad: se le abrió una investigación administrativa.
La magistrada se excusó de hacer declaraciones y atender las consultas porque, explicó, la investigación administrativa iniciada al secretario Javier Reina de Allende está bajo secreto de sumario. "Se pueden traspapelar dos, tres fojas de una causa. Eso pasa en un sistema donde está en escrito", coincidieron funcionarios, jueces y fiscales consultados por este medio. "Pero no una causa completa y menos 45", agregaron.
Una de las causas es la denominada "mafia de los medicamentos", que había llegado a Casación en mayo de 2010.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Huele a expedientes en espera de la prescripción de la causa


Se está leyendo ahora