Las redes de trata de personas buscan víctimas a lo ancho de todo el país y de todo tipo de lugar de origen. Las edad de iniciación a partir de la captación que logran las organizaciones criminales es alarmante: apenas diez años. Ahora, se supo un nuevo dato preocupante sobre este flagelo: en lo que va del año, una víctima por día fue rescatada de la trata.
Los datos se desprenden del último relevamiento del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas de Trata de Personas, dependiente del ministerio de Justicia de la Nación.
Precisamente, sólo entre enero y septiembre de 2016 hubo 377 víctimas que fueron salvadas de un entorno de esclavitud, droga y condiciones de vida miserables.
Sólo de explotación sexual, se contabilizaron 126 rescatadas, en tanto que las restantes habían sido atrapadas en un circuito de explotación laboral, según los datos oficiales publicados por La Nación.
Sobre las modalidades de engaños que utilizan estas redes, la coordinadora del Programa Nacional de Rescate, Zaída Gatti, explicó al matutino que en su tarea detectan "dos modalidades de captación muy comunes: el enamoramiento y la falsa oferta laboral. En ambos casos, las víctimas están convencidas de que el viaje que emprenden es verdadero -tanto por amor o por trabajo-, y luego se encuentran con otra realidad, una de encierro, prostíbulos y abusos".
Un infierno desde los 10 años
La especialista detalló que las organizaciones criminales logran atrapar niñas desde los 10 años: "Cuando las captan tan chicas, existe la posibilidad de que ya a los 16 años puedan ser reclutadoras", aseguró. Desde muy pequeñas, ese entorno las lleva a la adicción a las drogas. Se genera de esa manera un círculo vicioso que les dificulta escapar de la prostitución.
La importancia de denunciar
Ante la eventualidad de observar situaciones sospechosas, son claves las denuncias a la línea de ayuda 145. En lo que va de 2016, se recibieron por esa vía 1914 denuncias. La mitad de ellas fueron por explotación sexual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora