El sábado por la noche se produjo un incendio en la calle Laprida al 500, donde se quemó una de las habitaciones de una casa provocando daños materiales, y afortunadamente no se registraron personas lesionadas, según informó la Policía de la Provincia.
La voz de alerta se produjo cerca de las 22 del sábado, motivo por el cual se desplazó al lugar personal de Bomberos para tratar de sofocar el foco ígneo. Al llegar los bomberos notaron que el fuego se circunscribía a una de las habitaciones de la casa, y gracias al rápido accionar no se propagó al resto del inmueble. Tras entrevistarse con la propietaria, se supo que las llamas habrían comenzado cuando el pequeño nieto de la mujer, jugando, habría encendido el colchón de una cama.
Afortunadamente ni la mujer ni el niño resultaron lesionados, y según fuentes policiales solo se registraron daños materiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora