En medio de la situación de crisis que atraviesan distintas provincias, el Gobierno privilegió a las aliadas para la distribución de los recursos nacionales en sus primeros meses de gestión.
Buenos Aires quedó a la cabeza de la lista de beneficiarias (ver infografía), con 10.693 millones de pesos, repartidos entre adelantos de coparticipación y obras públicas adeudadas desde el año pasado, que la administración de Mauricio Macri fue destrabando tras el reclamo de los gobernadores del peronismo.
En el ranking de las cinco provincias elegidas por el Gobierno para darles asistencia financiera directa, la tercera fue Neuquén, que ayer consiguió otro anticipo, llegando a los $ 2.000 millones, al igual que Chaco, que también se ubica en el podio con esa cantidad. Mendoza, gobernada por Alfredo Cornejo, aliado de la Casa Rosada, obtuvo en estos meses 1.869 millones, 1.800 como adelanto de coparticipación y otros 69 millones por obras adeudadas.
La provincia de Salta se ubica casi en el fondo de la tabla, con los $247 millones, superando a La Rioja y Tucumán, que ayer recibieron $150 millones cada una, cerrando Santa Cruz, sumida en una profunda crisis y cuyos insistentes reclamos fueron atendidos ayer con apenas $50 millones.
Cabe destacar que el 13 de abril, cuando el presidente Mauricio Macri presenció el acto de egresados de enfermeros en Santa Victoria Este, la Nación le dio a Salta un adelanto de coparticipación por 247 millones de pesos. Lo llamativo consiste que ese envío adelantó apenas unos días las transferencias que ya vencían.
La mayor cantidad de recursos, en rigor, se la llevó la Ciudad de Buenos Aires por el traspaso de la Policía Federal al ámbito porteño, que le habilitó a Horacio Rodríguez Larreta 16.579 millones de pesos extras para sostener las fuerzas de seguridad. Ese aporte generó una fuerte reacción de los gobernadores. En el Gobierno explican que los anticipos no se tratan de un reparto discrecional en función de la cercanía política de cada mandatario, sino de condiciones desfavorables heredadas por los actuales gobernadores, que obligaron a la Casa Rosada a privilegiarlas a la hora del envío de partidas.

Por primera vez

marcha ate protesta.jpg
<div><i>Manifestaciones y protestas tienen casi paralizada a Santa Cruz.</i></div>
Manifestaciones y protestas tienen casi paralizada a Santa Cruz.
Desde que asumió en la Casa Rosada el presidente Mauricio Macri le giró ayer ayuda financiera a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.
A través de un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno le otorgó a la cuñada de la expresidenta 50 millones de pesos a cuenta de los fondos coparticipables. Ante la crítica situación económica y social en su provincia, Alicia Kirchner había reclamado en reiteradas oportunidades ayuda financiera al Presidente. Según la Casa Rosada, su distrito fue el más beneficiado por Aportes del Tesoro Nacional (ATN), con 122 millones de pesos.
Además, Macri giró ayer por primera vez fondos a otras dos provincias gobernadas por el Frente para la Victoria: La Rioja y Tucumán.
Esos distritos recibirán 150 millones de pesos cada uno. Fueron beneficiados con una suma mayor de la que recibió Alicia Kirchner.
En tanto, el Gobierno volvió a asistir a Neuquén, que percibirá 500 millones de pesos a cuenta de los fondos coparticipables. Con esta partida esa provincia ya recibió un total de 2.000 millones en lo que va del año. Con Santa Cruz, Tucumán y La Rioja, ya son trece las provincias que debieron ser asistidas desde la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada.

Crisis profundas

En los últimos tiempos varias provincias transitan una economía con problemas. En la mayoría de los casos, sus administraciones se ven impedidas "en forma transitoria, de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas".
En lo que va del año los adelantos financieros otorgados por la administración central alcanzaron los casi 20.000 millones de pesos, según consignó un informe que detallo los aportes que recibió cada provincia.

Dos condiciones

Para poder acceder a los anticipos por coparticipación los gobiernos provinciales deberán: afectar su participación en el Régimen de Distribución de Recursos Fiscales entre la Nación y las provincias establecido por la Ley Nº 23.548, y sus modificaciones o el régimen que lo sustituya y en otros recursos coparticipables sin afectación a un destino específico por hasta los montos anticipados con más sus intereses.
Autorizar a la Secretaría de Hacienda a retener automáticamente los fondos emergentes de la Ley Nº 23.548 y sus modificaciones o el régimen que la sustituya y en otros recursos coparticipables sin afectación a un destino específico por hasta los montos anticipados, a fin de cancelar los fondos que se otorgan más sus intereses.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora