Una joven que se encontraba totalmente descontrolada fue llevada en horas de la madrugada a la parroquia de Fátima, donde el padre, Gustavo Paredes, luego de orar, logró calmarla para que pueda retornar a su hogar.
En la Unidad Regional 3 de la Policía de la Provincia informaron que todo se inició el viernes a las 22.50, cuando una familia del barrio Los Sauces pidió urgente la presencia policial y que llamaran a una ambulancia porque una chica de 18 años se encontraba en una actitud violenta y gritaba incoherencias.
"Según lo manifestado por la madre, su hija se encontraba poseída por el demonio", informaron desde la fuerza.
Los familiares y los policías que participaron del operativo de traslado vivieron momentos terribles y escalofriantes. Incluso la llevaron a otra iglesia, en la que no fueron atendidos por el sacerdote porque les dijeron que estaba descansando.
De allí acudieron a la casa del padre, Gustavo Paredes, quien está al frente de la Cuasi parroquia Nuestra Señora de Fátima.
El sacerdote vive en el barrio Granadero Díaz y pidió que la llevaran al templo, donde llegó poco después. Paredes rezó, habló y calmó a la joven que después pudo retornar a su casa junto a sus familiares. El problema es que en Metán no hay una institución especializada en la atención de este tipo de pacientes.

Pidió prudencia

Muchos vecinos de la zona se sorprendieron ante la extraña y nocturna presencia policial en el templo.
El padre Paredes pidió prudencia a los medios de comunicación en el tratamiento de la información. "Yo les pido prudencia. Esto no fue un exorcismo, tampoco sé si se pudo tratar de un brote psicótico. De todas maneras voy a seguir viendo el caso con la chica y sus familiares".
"Como hago siempre yo solamente pude orar para tratar de devolver la calma a esta jovencita", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


avalos lerma
avalos lerma · Hace 1 mes

la falopa tambien hace eso cuidado!


Se está leyendo ahora