Un total de 172 pasajeros que habían emprendido el viaje hacia el viaducto de La Polvorilla, en el emblemático Tren a las Nubes, debieron ser evacuados de la formación debido a un descarrilamiento de cuatro coches que ocurrió en El Alisal, cerca de las 9.45. Es el tercer inconveniente de este tipo en lo que va del año.
"Habíamos salido a las 7 en punto y ya nos habían servido el desayuno, la verdad que el servicio es excelente, pero apenas tomamos una curva, pasando Campo Quijano, en la zona de El Alisal, sentimos un movimiento raro y un ruido", relató Graciela Ortiz, una de las pasajeras que iba en el tren.
Graciela reside en el barrio Grand Bourg, en Salta capital, y viajaba acompañando a una amiga de Mendoza que está conociendo Salta.
La mujer le contó a El Tribuno digital que hubo una gran molestia entre los pasajeros cuando les informaron que debían evacuar y abordar las combis que los llevarían de regreso a la estación de Salta capital.
De acuerdo con lo que le informaron ayer a la gente que no pudo llegar a destino, el problema tuvo que ver con el "mal tiempo".
Se supo que, como en octubre, el problema fue en el coche-
comedor y el último vagón, que son los más pesados debido a que llevan los equipos electrógenos.
El regreso
Los pasajeros volvieron antes del mediodía a Salta capital, donde hicieron los trámites necesarios para que les devolvieran el dinero del pasaje.
"Lo más triste es que se frustra la ilusión del viaje porque no se puede reprogramar. Las próximas salidas están todas colmadas en su capacidad debido a que este es el último mes en que se puede ir, ya que se suspende en la época de verano", comentó Graciela.
Cabe aclarar que el viaje en el tren es solo de ida, ya que la vuelta se hace en colectivos que acompañan al tren hasta San Antonio de los Cobres.
Una vez por mes
La de ayer fue la tercera vez en 2015 que se registra un inconveniente técnico con la formación del emblema del turismo de Salta.
El 5 de septiembre el tren se "descalzó" en la zona de la estación Almagro, cuando llevaba a 170 pasajeros a bordo.
En esa ocasión, empleados de la empresa informaron que, en cuanto se produjo el incidente, desde la formación se comunicaron por radio y el problema técnico fue solucionado en un par de horas, continuando su marcha hacia el viaducto La Polvorilla.
En esa oportunidad se había descalzado el vagón correspondiente al comedor. El Tribuno se comunicó con la base de Gendarmería en San Antonio de los Cobres, pero en la dependencia respondieron que tenían prohibido por las "autoridades" dar información sobre el tema, si bien no aclararon a qué autoridades se referían.
En esa ocasión, el titular de el Tren a las Nubes, Diego Valdecantos, acompañó a los pasajeros a terminar el recorrido.
El 15 de octubre se produjo otra situación similar cuando, por otro descalce, el tren debió permanecer parado durante 45 minutos.
El incidente esta vez se produjo en la estación Muñano, según informaron fuentes policiales, y tras un lento trabajo pudo ser solucionado.
Las opciones
Ayer se informó oficialmente que, luego del descarrilamiento en El Alisal, se activó un plan de contingencia y que todos los pasajeros regresaron a la ciudad de Salta en las combis que acompañan el recorrido del Tren a las Nubes.
Si bien varios pasajeros contaron a El Tribuno que no pudieron optar por hacer el viaje en otra fecha porque no había lugar, desde el Gobierno de la Provincia difundieron que tenían la opción de pedir que les devolvieran el importe o recibir un nuevo pasaje.
A la estación de ferrocarril de la ciudad de Salta los que viajaban en el Tren a las Nubes llegaron después de las 11.
El presidente del Tren a las Nubes, Diego Valdecantos, explicó que "ante lo sucedido se activó el plan de contingencia y se informó a los pasajeros sobre lo que estaba sucediendo para llevarles tranquilidad. Todos regresaron en las combis que acompañan habitualmente al tren en su recorrido".

La estatización del servicio
En julio de 2014, el Gobierno de la Provincia resolvió estatizar el Tren a las Nubes, después de que la formación descarrilara con 400 pasajeros a bordo. Hasta entonces, el servicio estaba a cargo de la empresa Ecotren.
Tras el incidente y la decisión de que el circuito turístico quedara en manos del Estado, pasaron meses hasta que se relanzó el servicio.
El tren volvió a andar en abril de 2015. Se habían realizado arreglos en los coches y en las vías.
Sin embargo, ya hubo tres inconvenientes técnicos con turistas a bordo que obligaron a devolver el dinero del boleto a los pasajeros desde entonces.
Tras el descalce ocurrido el 5 de septiembre, fuentes relacionadas con la prestación del servicio informaron que el tren habría sufrido otros desperfectos que hicieron que, posteriormente, tuviera que salir sin el vagón que habitualmente lleva al personal de enfermería y a los técnicos mecánicos

Embed

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 12 meses

Antes, era un TREN. Ahora, es un trencito impresentable.


Se está leyendo ahora