Gracias al accionar de los vecinos y un grupo de jóvenes que cortaba el pasto en la zona, se dio el alerta y tres delincuentes pudieron ser atrapados por la Policía. En un primer momento llamaron al 911, que nunca llegó, mientras algunos vecinos corrían detrás de los ladrones pasó un móvil policial que intervino en la acción.
Dos sujetos que atacaron a una mujer emprendieron el escape a pie por las vías del ramal C-14, entre las calles Juan B. Justo y Etcheverría, increíblemente a metros donde funciona la Fiscalía Penal de Rosario de Lerma. Al verse rodeados por los móviles policiales se entregaron sin oponer resistencia
Otro delincuente salió manejando raudamente por el camino de San Cayetano, al norte de Rosario de Lerma. En medio de los entramados caminos rurales logró salir por la ruta provincial 24, camino a Colón. Allí fue detectado por dos policías de la localidad de La Silleta, que realizaban su tarea de seguridad en el auto particular de uno de los uniformados.
Al identificarlo lo siguieron, tras varias maniobras los efectivos lograron cruzarle el auto para detenerlo. Apenas desenfundaron sus armas reglamentarias el malhechor se entregó: "Me obligaron, soy inocente", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora