En medio de muestras de profundo pesar, fueron inhumados ayer los restos de Reynaldo "Amarillo" Jerez, el camionero ultimado en extrañas circunstancias el sábado en la madrugada.
Hasta el momento la Brigada de Investigaciones de Tartagal detuvo a dos ladronzuelos conocidos como "Timy" y Franco, del barrio Tomás Ryan, donde Jerez fue encontrado ya sin vida en su auto. También arrestaron a una mujer, a la que señalan como posible "entregadora". Todos son sospechosos.
Jerez era camionero y por ello vastamente conocido en diferentes ámbitos. Tenía alquilado un camión a la Municipalidad de Tartagal. Era amigo personal de varios ediles. La noche del viernes, el "Amarillo" había estado en la cancha de carrera de caballos "Fortín Sangre Argentina" del edil Walter "Pepe" Salva tierra.
Según recordó Salvatierra, ambos habían salido del fortín alrededor de las 5 del sábado. Jerez lo llevó a su casa, en la avenida Alberdi al 900, se despidieron y se dirigió al barrio 200 Viviendas, donde vivía. La Brigada de Investigaciones trata de reconstruir lo que pasó en esa hora, ya que cerca de las 6 fue encontrado sin vida, con una herida mortal de arma blanca en el cuello y un disparo en la espalda. Los restos de "Amarillo" Jerez fueron velados en el mismo Fortín.
Un amigo de Jerez, profundamente conmovido, relató que "ese viernes trabajó todo el día, pero en el asado se quedó hasta las 5. Como siempre que hacíamos juntada, se puso a cantar porque le gustaba mucho la música y era de agarrar enseguida la guitarra. Quién hubiera imaginado que unas horas después lo íbamos a estar velando en el mismo lugar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...