La odisea de los argentinos, entre los que se encontraban más de trescientos salteños que viajaron a Bolivia para venerar a la Virgen de Urkupiña, llegó a su fin luego de tres días varados en Tarija debido a los cortes de rutas que agrupaciones campesinas realizaban como forma de protesta.
Tras las negociaciones llevadas adelante por el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, junto a funcionarios del gobierno tarijeño y la Federación Sindical de las Comunidades Campesinas de Tarija se logró que, ayer al mediodía, los manifestantes, que protestaban por la reducción de un subsidio, realizaran un cuarto intermedio en los cortes y liberaran la ruta.
La incertidumbre duró hasta el último momento. Temprano por la mañana, cuando parecía que la situación se despejaba a partir del compromiso de los campesinos que realizan el corte de dejar pasar a los vehículos con matrícula extranjera, una nueva vuelta de tuerca complicó todo.
Es que, contrariados por el rumor de que se liberaría la ruta solo para los argentinos, fueron los propios camioneros y colectiveros locales los que bloquearon la salida de la ciudad. "O pasamos todos o no pasa nadie", dijeron, según testimonios de los salteños que se encontraban en el lugar.
La situación de los viajeros
Tras la complicada situación que tuvieron que afrontar, varios de los turistas se mostraron muy críticos por la falta de asistencia desde el Gobierno.
María Elena Brito TURISTA SALTEÑA "Hubo gente enferma y otros sin dinero para comer, que la pasaron mal".
Rubén Zapata, coordinador de una empresa de transporte, aseguró que, el cónsul argentino en Tarija se mostró muy "poco dinámico" y que no se había acercado nadie para ayudarlos ni del Gobierno de Salta ni desde la localidad boliviana.
El estudiante Facundo Escobar coincidió: "No recibimos ningún tipo de ayuda y el único que dio la cara fue el obispo".
Otro de los afectados, Luis Rodríguez, fue mas contemporizador y aseguró que el Consulado sí se hizo cargo del costo del albergue que se puso a disposición de los viajeros a un costo de 20 bolivianos, aunque se cuidó de remarcar que, "de comprar los alimentos nos hicimos cargo nosotros".
Además, entre los salteños había corrido, en las últimas horas, la versión de que el Gobierno de Jujuy había gestionado un avión para que los jujeños pudieran regresar al país, lo que sumó tensión al malestar general.
Desde el Gobierno de la Provincia de Salta se desmintió el rumor.
El secretario de Gobierno, Santiago Godoy (h), descartó que hubiera un avión para los jujeños, aunque aclaró que se estaba analizando la posibilidad de pedir uno a la Cancillería en el caso de que las negociaciones no prosperaran.
Rubén Zapata COORDINADOR TURÍSTICO "El cónsul en Tarija se mostró poco dinámico, ojalá que esto no pase más".
Cientos de salteños cruzaron el fin de semana a Bolivia y fueron hasta la ciudad de Quillacollo, en Cochabamba, para participar de la fiesta central en honor a la Virgen de Urkupiña. Y habían quedaron rehenes de la protesta, por lo que pedían una urgente intervención del Gobierno argentino.

Levantan los cortes hasta el 23 de agosto

La dirigente de la Federación de Campesinos de Tarija, Marcela Guerrero, informó ayer que se declaró una tregua en el bloqueo de caminos hasta la próxima semana.
"Por la peregrinación a Chaguaya y por la fiesta de San Roque y nuestros hermanos argentinos que están perjudicados por los bloqueos, hemos declarado un cuarto intermedio en los bloqueos hasta el 23 de agosto", manifestó la dirigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


victor  robles
victor robles · Hace 3 meses

bolivianos hijos de tres mil puta !

Papacho Salteño
Papacho Salteño · Hace 3 meses

Salgan de vacaciones. Quedensen en Salta. Asi no reniegan . Tan linda nuestra provincia.


Se está leyendo ahora