Haití inició ayer tres días de duelo por los centenares de muertos del huracán Matthew, mientras el empobrecido país caribeño enfrentaba la devastación.
Matthew, en tanto, perdió la categoría de huracán y pasó a ser un "ciclón pos-tropical" tras azotar la costa sureste de Estados Unidos con un saldo de al menos 17 muertos.
En la tarde de ayer, el fenómeno meteorológico ostentaba vientos de 120 kilómetros por hora mientras se alejaba de la costa de Carolina del Norte, aunque causaba importantes inundaciones, y caída de árboles y tendidos de alta tensión.
Pero la atención se concentra en Haití, el país más pobre de las Américas, que aún no se recupera del devastador terremoto de 2010 y que sufre una epidemia de cólera.
Matthew tocó tierra haitiana el martes como un monstruoso huracán categoría 4 en una escala de 5, con vientos de 230 kilómetros por hora.
El sur, la zona afectada, tiene una población de 1,3 millones de habitantes, con una tasa de pobreza de entre 60 y 70 por ciento. "No estamos lejos de contar con un millón de personas en urgente necesidad de asistencia humanitaria", dijo Mourad Wahba, coordinador de la ONU.
Tomas aéreas de las zonas del sur del país mostraban un paisaje devastador, de ranchos de lata derruidos, árboles arrancados de cuajo y riadas de lodo inundando el terreno.
Balance provisorio
La Protección Civil dio un balance oficial provisorio de 336 muertos, aunque esperan tener cifras precisas para el miércoles. Otros funcionarios situaron en 400 los fallecidos.
El mandatario interino de Haití, Jocelerme Privert, declaró tres días de duelo nacional desde ayer ante los estragos causados por el ciclón.
En Jérémie, la situación era desesperante, mientras que en la bahía de Abricots, a 17 kilómetros, los habitantes sólo tienen alimentos para 10 o 15 días, dijo David Millet, quien trabajó durante años para la ONG Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras.
En ciertas zonas hasta 80% de los cultivos fueron arrasados, por lo que se espera que la gente abandone las zonas rurales hacia las urbanas, empeorando la situación en los barrios marginales de ciudades como Puerto Príncipe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


clon clon
clon clon · Hace 1 mes

DIOS TODOPODEROSO, PORQUE LA VIDA SE ENSAÑA CON LOS MAS DEBILES? DEBIERAN DE HACER UNA CAMPAÑA POR ESTA POBRE GENTE, DE ROPA Y ALIMENTOS NO PERECEDEROS, Y MANDARLOS CON LOS CASCOS AZULES, QUE PERMANENTEMENTE ESTAN YENDO PARA HAITÍ


Se está leyendo ahora