Tres estudiantes de la carrera de Geología, dos de ellas de nacionalidad alemana y un salteño, estuvieron perdidos más de 18 horas en la quebrada de Cafayate desde el viernes hasta ayer, poco antes del mediodía. Eran las 11.30 cuando un grupo de bomberos voluntarios de esa ciudad logró ubicarlos en medio de los cerros de la zona de la Punilla, a unas 7 horas de caminata desde el sector de la quebrada conocido como Los Castillos.
Apenas los hallaron, los rescatistas -que habían salido desde Cafayate con la primera luz del día a buscarlos- caminaron algunos metros hasta tener señal telefónica y avisaron que ya estaban con los estudiantes.
"Están bien", fue una de las primeras frases -la más esperada- que dijeron a la Policía local.
Ayer, hasta las 17, aún no habían logrado salir de los cerros. Y se estimaba que la llegada a Cafayate podría demorar algunas horas más, ya que la caminata de regreso era lenta y muy largo y escabroso el camino.
Los tres jóvenes habían partido el viernes hacia la mundialmente conocida quebrada en el corazón del Valle Calchaquí para realizar un trabajo de campo, y con ello responder a requisitos de una materia de la carrera.
Luego de caminar varias horas y enfocados en el relevamiento que debían efectuar, perdieron de vista los puntos de referencia para regresar hacia la ruta nacional 68.
Al advertir que estaban perdidos y aún con carga en sus celulares, buscaron un punto donde encontraron señal y llamaron al Sistema de Emergencia 911. Avisaron que no sabían cómo regresar, dieron la información general que tenían al alcance y describieron cómo estaban y que tenían de reserva en agua y alimentos.
Con la llamada del celular se lograron ubicar las coordenadas del sitio en el que se encontraban. Y si bien el mismo viernes a la tarde salió un grupo de policías y bomberos a buscarlos, cayó la noche sin que tuvieran contacto.
Los tres jóvenes pasaron la noche en medio de los cerros cafayateños.
A las 6.10 de ayer, un grupo de bomberos voluntarios, con apoyo y en contacto con la Policía, regresó a la quebrada y retomó la búsqueda.
Un efectivo dijo que varios rescatistas subieron a los cerros cercanos más altos para tener una vista panorámica. También hicieron sonar sirenas de las autobombas para darles a los jóvenes una señal de que seguía el rastrillaje para ubicarlos.
Poco antes del mediodía, las señales y la extenuante caminata por la complicada quebrada dieron resultados. Los tres jóvenes fueron encontrados y, tras una primera revisión, comenzó el camino de regreso a la ciudad vallista.

Un hermoso paisaje, una zona de riesgo

El paisaje de los Valles Calchaquíes es mundialmente conocido, un ícono de Salta la linda. Sin embargo, sus cerros, quebradas y formas caprichosas tienen un secreto: conquistan tanto a sus visitantes que al internarse, si no conocen, corren el riesgo de perderse. No son habituales estos accidentes, no obstante siempre se recomienda no perder de vista el punto de referencia para regresar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...