*

Tres frustrados ladrones fracasaron en un raid delictivo
En Orán no dejan de trascender hechos de violencia de distinta índole. En ese contexto, una de las esquinas del barrio San Antonio parece ser el lugar indicado para delinquir. Hace poco menos de un mes, en la calle Constituyente y pasaje Sargento Cabral, un enfrentamiento dejó como saldo la muerte de Javier Roldán, de 15 años. Ayer, en esa misma zona, calle Bustamante entre Constituyente y Luis Burela, tres hombres que habían estado bebiendo salieron a robar armados. La ineficacia de los maleantes y el rápido accionar de los efectivos policiales evitó que se cometieran los delitos.
En diferentes hechos, el trío atacó a tres personas pero no logró concretar el robo. Al parecer, horas antes los inexpertos ladrones habían estado bebiendo y dado la falta de alcohol decidieron hacer una recorrida delictiva. Primero atacaron a un hombre mayor, de apellido Molina, quien recibió una pedrada mientras se trasladaba en una motocicleta. Tras el golpe, el hombre detuvo la marcha y los sujetos armados intentaron sacarle el rodado, sin demasiada suerte.
Tras el frustrado hecho los ladrones fueron por más. Interceptaron a un repartidor de pan, quien se movía en una Trafic, y a punta de pistola le ordenaron que les entregara la recaudación. Tampoco pudieron lograr su cometido y decidieron hacer un tercer intento. En esta oportunidad la víctima fue una joven de 19 años, quien al llegar a su casa en una moto 110 cc no pudo evitar encontrarse con los maleantes. En ese momento varios vecinos, incluso familiares de la damnificada, salieron a la vía pública a defender a la joven y el trío debió huir.
Según fuentes policiales, los hombres también habían ingresado a una vivienda en el pasaje Sargento Cabral al 1000, donde fueron interceptados por personal de la Brigada de Investigaciones número 2 y efectivos del 911. Uno de ellos empuñaba un revólver calibre 22, otro un arma de aire comprimido y el tercero un arma blanca de gran tamaño (cuchillo carnicero). Fueron detenidos y puestos a disposición de la Fiscalía Penal 1 de turno.
Gracias a la colaboración de los vecinos y el rápido accionar de los uniformados los malvivientes no pudieron concretar ninguno de los robos.
El barrio San Antonio es una zona muy peligrosa, donde hace un mes mataron a un joven de una puñalada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...