Casi termina en tragedia, sin embargo el destino de tres menores quiso que fuera distinto. En la noche del viernes, en una humilde casa del barrio Fraternidad, zona sudeste de la ciudad, una habitación ardió y se quemó por completo. El hecho causó estupor en los vecinos del lugar, quienes alertaron al Sistema de Emergencias 911 sobre lo ocurrido.
Frente a las alertas de los vecinos por el incendio que rápidamente se expandió en una habitación, personal policial y del Departamento de Bomberos llegaron al lugar. El fuego logró ser sofocado, sin embargo los daños materiales fueron totales. Según testigos, en una de las habitaciones de la casa estaban tres niños de 10, 11 y 12 años, quienes tras la sorpresa por el incendio lograron salir corriendo del lugar y salvar sus vidas.
Después del trabajo de los Bomberos, los encargados de peritar el lugar determinaron que la causa del incendio se habría provocado por un cortocircuito en un enchufe.
Según fuentes policiales, las pérdidas fueron totales ya que se quemó la cama de la habitación, un placard, chifonier y otros muebles que se encontraban en el lugar. Pese a perder dichos elementos, los menores se salvaron de una tragedia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora