*

Tres pueblos salteños son ahora Lugares Mágicos
Seclantás, Chicoana y San Antonio de los Cobres son ahora Lugares Mágicos.
Es que la magia está en la propia gente, en la creatividad que desde el corazón y habilidosas manos surge constante, en el sentimiento de arraigo que cada uno siente por su cultura y que hasta parece que se fusionan con el paisaje.
Así son estos tres pueblos salteños, como muchos otros, que fueron los seleccionados en la primera convocatoria del programa que lanzó la Provincia y que consiste en la ejecución, a través del financiamiento del BID, de servicios de consultoría, obras y bienes con el objetivo de atraer más turistas.
La decisión la dieron a conocer los integrantes del Consejo Consultivo del Programa de Desarrollo Turístico Sustentable de la Provincia que encabeza el jefe de Gabinete, Carlos Parodi.
Durante el encuentro se aprobó el dictamen del Comité Evaluador y de Seguimiento que seleccionó las localidades, luego de un profundo análisis de las presentaciones de todos los postulantes que mostraron gran calidad y compromiso de las autoridades, equipos técnicos y las comunidades involucradas.

Seclantás, cuna de artesanos

El orgullo se agranda entre los seclanteños desde que conocieron el resultado del certamen.
"Nuestro proyecto está dirigido a resaltar el trabajo de los artesanos del telar. Tenemos una larga historia y familias dedicadas a este arte, que producen prendas tejidas extraordinarias, especialmente ponchos, pero también chales, mantas, boinas y más. Solo cabe recordar al "Tero'' Guzmán, cuyos ponchos fueron para los papas Juan Pablo II y -poco antes de morir hizo el segundo- Francisco, entre otras personalidades mundiales. Oriundo de El Colte, su paraje sigue siendo cuna de tejedores, donde hay unos 26 jóvenes que preservan el oficio con la máxima calidad", explica a El Tribuno el intendente Walter Joaquín Abán.
Y abunda en detalles al explicar las razones por las que esas prendas son las mejores: "Aquí se esquilan la ovejas, se lava la lana, se hila con antiguos husos y buena parte de los colores para el teñido se obtienen de las plantas, como el nogal y el churqui. Todo es manual y verdaderamente artesanal".
El jefe comunal resaltó la continuidad que los hijos le dan al oficio de sus padres y abuelos. "Les está yendo bien, los chicos no se desarraigan y se trasladan en sus motos desde El Colte para llevar sus productos a Seclantás. En julio, 3 artesanos jóvenes participaron de la Feria de Palermo en Buenos Aires y trajeron premios. Nuestra feria agroartesanal de Semana Santa fue tan exitosa que prevemos repetirla en 2017, con la indumentaria tejida y lo producido en la tierra como maíz, habas, papa andina, quesos y mucho más".
Efectivamente, lo distintivo de los trabajos convoca al turismo nacional y extranjero a ingresar a Seclantás cuando está camino a Cachi o durante la vuelta a los Valles Calchaquíes.
"Todos los días pasan entre diez y doce minibuses que optaron por el Camino del Artesano, almuerzan en nuestro pueblo, compran prendas y luego salen por la ruta provincial 42 hacia la Recta del Tin Tin, por el denominado Camino del Colorado", explicó Abán.

El premio

Son 12 millones de pesos los que cada uno ganó y serán destinados a restaurar dos antiguas iglesias y a construir el Museo del Poncho, para albergar a cada artesano. Será el lugar donde los turistas también se ilustrarán respecto del procedimiento con material audiovisual en diferentes idiomas. "También queremos invertir en infraestructura en laguna Brealito. Si bien está dentro de una finca privada, los propietarios tienen la mejor disposición para que se aproveche el lugar. Gran parte de las tierras ya pertenecen a pequeños propietarios, pero queremos invertir desde el aspecto turístico", concluyó Abán.

Chicoana y la auténtica gastronomía norteña

La propuesta que le mereció a este pueblo convertirse también en un lugar mágico, fue totalmente integradora: a la belleza natural y cultural, se sumó como un ícono el tamal, alimento típico de la región que cada año convoca a cientos de salteños y turistas en el tradicional festival.
"Lo tomamos como un emblema de Chicoana y parte esencial de la oferta turística que planteamos", explicó el intendente Esteban Ivetich. El proyecto fue elaborado tras consultar a más de 250 representantes de todos los sectores "y esto no solo estimuló el interés de la comunidad sino que concientizó respecto de la importancia de desarrollar una política turística fuerte, que excede a la pública", agregó.
Para Ivetich, el premio servirá para generar puestos de trabajo genuinos. Se invertirá en la recuperación de las ruinas incaicas próximas al pueblo, seguido de talleres de capacitación de primer nivel para artesanos, señalética y mejoras en el camping Los Eucaliptus. "A medida que se avance y con consulta a la gente, se usará el dinero en lo que más convenga dentro de los planes que tenemos".
Para desarrollar los trabajos de las tres comunas ganadoras, una consultora contratada con profesionales de diferentes disciplinas, trabajará en la elaboración de los proyectos.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...