El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, rechazó hoy la posibilidad de otorgar un bono de fin de año para los empleados estatales y argumentó que cada jurisdicción debe analizar la cuestión "de acuerdo con las posibilidades que tiene".
"Nosotros no le podemos imponer un criterio a distintas provincias que no tienen los recursos para poder hacerlo", analizó el funcionario. Sostuvo que "cada uno lo tiene que negociar en la medida que esos recursos los tenga disponibles porque sino sería imponerle una condición que no la pueden soportar las arcas fiscales de cada provincia". "La verdad es que cada jurisdicción lo tiene que analizar de acuerdo con las posibilidades que tiene", enfatizó en declaraciones radiales.
Con relación al bono de $1.000 que el Gobierno otorgará a los jubilados que reciben el haber mínimo y para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Triaca aseguró: "Hacemos los esfuerzos fiscales que podemos". Consideró que la posibilidad de reabrir las negociaciones salariales dependerá de cada sector, al justificar: "Tampoco creemos que tenga que ser una visión generalizada". "Depende el sector. Las paritarias se firman en distintos momentos del año", subrayó, mientras apuntó: "No es lo mismo una que se firme en enero, que una que se firme en agosto, o las que se están firmando este mes que son las semestrales".
Según su entender, "esas diferencias hacen que el reconocimiento de la inflación se maneje de distintas maneras". "Por eso también creemos que hay un reclamo sobre el tema de la recomposición salarial para algunos sectores", señaló e insistió: "Tampoco creemos que tenga que ser una visión generalizada, por esta misma característica".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora