La búsqueda de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci es infructuosa y sumó una impactante pista: los tres prófugos fueron captados en una ruta del país cuando baleaban a dos policías.
En el video al que tuvo acceso Infobae se observa el momento en que los tres sentenciados por el triple crimen de General Rodríguez se bajan de una camioneta y arremeten a balazos contras los efectivos de seguridad.
Dos policías resultaron heridos, mientras que una tercera agente también recibió el impacto de las balas y debió ser trasladada por vía aérea al hospital Churruca, de la Capital Federal, por un herida vascular.
La situación demuestra que los Lanatta y Víctor Schillaci están prácticamente cercados por las fuerzas de seguridad. Pero al mismo tiempo, como describió una autoridad de la Gobernación de Buenos Aires, "son capaces de cualquier cosa antes de volver a la cárcel".
Los prófugos tendrían en su poder chalecos anti-bala y fusiles Fal, elemento que habrían obtenido en la parada "técnica" que realizaron en la quinta de Florencio Varela que fue allanada ayer, y que terminó con la detención de su dueño, Marcelo Melnyk, amigo de los Schilacchi, quien fue detenido y que declaró que el trío de buscados se movilizaba en una Ranger.
Son ellos", expresó Cristian Ritondo, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, quien expresó que "a esta gente no le importa morir" y "tienen una conducta de asesinos", están "jugados y no tienen nada que perder".
Embed
El ministro confirmó que el hecho se produjo en "un retén vial" en las afueras de Ranchos y que los agresores iban en una Ford Ranger, de color gris: "Paran la camioneta y entran a disparar a quemarropa", señaló.
A medida que pasan las horas se conocen nuevos datos de la escandalosa fuga de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear. Según supo este medio, el celular que usaba Martín Lanatta dentro de la cárcel se activó el domingo, horas después del escape, en una casa quinta de Florencio Varela, sobre la ruta 36. La vivienda, propiedad de Marcelo Melnyk, fue uno de los lugares allanados la noche del martes por la Policía Bonaerense en el marco de la investigación. Fuentes policiales confirmaron que los fugados estuvieron el domingo en la casa de Melnyk, un amigo de Schillaci, que incluso lo visitó varias veces en General Rodríguez.
Embed
El propio Melnyk le confesó a la policía que los prófugos lo visitaron para pedirle dinero y él se los dio. En la vivienda de Melnyk, quien tiene antecedentes por robo y secuestro, los efectivos encontraron gran cantidad de efectivo y una camioneta Dodge Ram. El vehículo podría haber sido usado por los Lanatta y Schillaci durante la fuga.
Luego del allanamiento, Melnyk, que dijo ser dueño de una pizzería en Espeleta, fue detenido por las autoridades, que investigan si tuvo otros vínculos con los fugados.
La camioneta, la clave
La búsqueda de los tres prófugos del triple crimen dio otro giro sorprendente y la camioneta Toyota negra, secuestrada al hermano de uno de los prófugos, sigue siendo una pieza clave para la investigación.
Según los dato ese vehículo está registrado desde el 2008 a nombre de la novia de Franco Schilacci, Romina Tori, pero desde el 17 de diciembre se emitieron tarjetas azules para que también la pudieran manejar el socio de una empresa de Juan Pablo Mussi, funcionario de Berazategui en el área de salud, municipio que gestionado por su hermano Patricio.
Fuentes de la municipalidad de Berazategui contaron que los Mussi y los Schillaci se conocen hace muchos años, del "barrio", pero también porque hay parientes de ambos lados que hicieron negocios legales con el municipio. Una relación que hasta ahora, los Mussi habían mantenido oculta.
Juan Pablo Mussi, hermano del intendente Patricio, hijo del ex intendente Juan José, es director de un centro odontológico municipal. Además, es dueño de buena parte de las acciones de la sociedad John Island SRL, cuyo objeto social es la "compra, venta, acopio, importación y exportación" de productos derivados de los porcinos. Su socio es Héctor Alejandro Islas, quien según los registros públicos fue, al menos hasta noviembre del año pasado, funcionario de la municipalidad Berazategui.
Islas es también una de las personas autorizadas a manejar la Toyota Hilux que la policía secuestró en la casa de Franco Schillacci. Se cree que esa podría haber sido la camioneta que usaron los condenados por el triple crimen de General Rodríguez para escapar del penal.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora