Esta semana comenzó en La Plata el juicio al conocido DJ Cristian Martínez Poch, acusado por secuestrar y violar de su novia Vanessa Rial. El caso llamó la atención pública en 2013 por las circunstancias que rodearon a la víctima, quien fue drogada, ultrajada y atada en el departamento del sospechoso. La mujer relató ante el tribunal que los abusos duraron varios meses, inclusive con la participación de otros hombres que traía Poch a la casa. Su caso se hizo público y conmocionó a la opinión pública, pero miles hechos similares ocurren cada año sin llamar la atención. Las estadísticas oficiales son crudas y reveladoras: 50 mujeres son atacadas sexualmente cada día en la Argentina.
Bajo el lema de #NiUnaMenos esta problemática adquirió relevancia nacional desde el año pasado por la sucesión de femicidios. Hasta la primera dama norteamericana, Michelle Obama, hizo propio ese mensaje cuando en marzo pasado habló aquí ante mujeres argentinas. Las muertes por causas de género forman parte de la agenda social. Sin embargo, la violencia contra la mujer tiene otras características preocupantes. Durante 2015 se observaron 3746 violaciones, según la estadística nacional de delitos.
Esa cifra representa una tasa de violaciones de 8,7 cada 100.000 habitantes. Es un evento mucho más habitual que el homicidio, ya que la tasa general en la Argentina es de 6,6 asesinatos cada 100.000 habitantes.
Los datos oficiales apuntan otro síntoma de un problema en crecimiento: en 2015 hubo 13.520 víctimas de delitos sexuales, sin contarse las violaciones consumadas. La tasa es de 31,3 cada 100.000 habitantes y aumenta en la comparación realizada por el Ministerio de Seguridad de la Nación. En 2014 se había registrado una tasa de delitos sexuales de 24,7 cada 100.000 habitantes, mientras que en 2008 se estableció una tasa de 17,6 cada 100.000 habitantes.
Pese a tener presencia en la agenda pública a partir de las masivas protestas que advirtieron sobre los femicidios, los ataques sexuales crecieron año tras año. Entre 2008 y 2015 se registra un aumento del 78% de esas agresiones, mientras que el incremento en el período 2014-2015 fue del 26%, un índice preocupante.
Más allá de los hechos de abuso sexual sobre la mujer, otro indicador de la situación fue dado a conocer por la Procuración General de la provincia de Buenos Aires. En ese distrito se notificaron el año pasado más de 67.000 denuncias por violencia de género. Del universo de las agresiones se alimentan los femicidios: 2 de cada 10 mujeres asesinadas en la Argentina habían presentado denuncias por violencia de género, según el Registro Argentino de Femicidios, vinculado con la Oficina de la Mujer, en la órbita de la Corte Suprema de Justicia.
CRECE.jpg
Infografía Diario La Nación.
Infografía Diario La Nación.
"Femicidio, la violencia extrema"
"El femicidio es la violencia extrema contra la mujer", dijo la jueza Elena Highton de Nolasco al abrir este mes un encuentro sobre violencia de género. La integrante del máximo tribunal de Justicia aclaró en esa reunión que no cambió la situación en el año de mayor interés público por los femicidios. "Hay algo terrible, aumentaron", indicó al señalar que los asesinatos por cuestión de género en 2015 fueron 235, 9 más que los registrados durante 2014. "Evidentemente, las políticas no han alcanzado", agregó la jueza.
El 58% de los homicidas fueron parejas o ex parejas de las víctimas, mientras que otro 12% fue cometido por familiares. De esa manera, 7 de cada 10 mujeres fueron asesinadas por personas de su círculo íntimo, algo que dificulta el armado de políticas públicas de seguridad sin modificaciones profundas de los comportamientos sociales.
Mientras que el 8% de los asesinos no fue determinado y un 17% de los crímenes tuvo como responsable a un conocido de la víctima, solamente en el 5% de los casos se informó de muertes por violencia de género generadas por hombres sin vínculos con la mujer agredida.
Pese a que en muchos de esos casos pudo determinarse al homicida, generalmente por ser encontrado en lugar del hecho y con sus huellas en el arma, la Justicia muestra también en este delito la lentitud de los procedimientos. Sólo el 3% de esos femicidios tiene una condena. Un caso de agresión sexual en cambio tomó dimensión pública por su condena, cuando este mes se castigó con dos años de prisión en suspenso a un hombre que manoseó a una mujer en el subterráneo.
Las condenas y visibilidad de los casos no parecen, de todas maneras, alcanzar para poner freno a los femicidios. Además de las estadísticas oficiales, informes de la sociedad civil confirman esa tendencia. La ONG Casa del Encuentro señaló que, entre el 1º de junio del año pasado y el 31 de mayo último hubo 275 femicidios.
VIOLENCIA12.jpg
FUENTE: Diario La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


david soto
david soto · Hace 1 mes

ALERTEN A LA SOCIEDAD en coronel moldes ,cerrillos ,salta capital anda suelto un violador q usa enseñar al futbol para seguir abusando menores de edad ,se llama DAVID SOTO O DAVID GERONIMO SOTO ,este violador vivia en la calle los lanceros del bajo chico ,la madre vive en cerrillos y el ahora vive en coronel moldes , gracias a un primo q tiene lo pusieron a manejar la ambulancia del HOSPITAL DE CORONEL MOLDES , salio de la carcel hace poco por ABUSAR DE SU PROPIA SOBRINA CUANDO TENIA SOLO 6 años ,un asco de tipo ! .x favor no dejen a sus hijos con parientes porque el daño es irreversible

Se está leyendo ahora