*

Tristeza sin fin: No soportó la pirotecnia, se sacó el bozal y mató a su amiga
Aquellos que tienen perros como mascota saben más que nadie el sufrimiento que les ocasiona los estruendos de la pirotecnia cuando llega Navidad o Año Nuevo. Mucho optan por darles tranquilizantes, dormirlos, o bien encerrarlos en un lugar donde el ruido sea menor y el stress no llegue a su límite.
Un matrimonio de Parque General Belgrano había adoptado hacía poco tiempo a una perrita como mascota. Ellos ya tenían una Pitbull. Se llevaban muy bien. Jugaban y se divertían juntas. Llegó la Noche Buena y los dueños debieron partir hacia la casa de un familiar donde esperarían el Año Nuevo. Hasta ahí todo normal, nada hacía presagiar el cuadro con el que se encontrarían unas horas más tarde.
Los fuegos artificiales, las bombas de estruendo hicieron mucho daño en la Pitbull. A tal punto que se sacó el bozal y, según le explicó un veterinario, debido al stress que esto le ocasionó terminó atacando a la perra más chica, a su amiga, a su compinche. Lamentablemente la mató. Hoy está tirada. Triste. Desolada por la no presencia de su compañera de los últimos meses.
"En Parque Belgrano los dueños de una Pitbull y su compañerita rescatada de la calle quedaron solas. Los dueños de casa se fueron a pasar ese día tan especial a casa de sus familiares. Los estruendos de los fuegos artificiales hizo que la Pitbull se sacara el bozal desesperada y atacara por el mismo stress a su compañera, y la mató. Al regresar los dueños a la casa se dieron con el triste panorama. Hoy la Pitbull no quiere comer. Está muy deprimida. Se está dejando morir. Y yo me pregunto; ¿Había razón para ocasionar tanto daño a los animales?. Se suplicó a la ciudadanía hasta el cansancio que no utilicen pirotecnia por el daño que ocasiona a los animales, y a las personas mismas que la manipulan. ¿Quién se hará responsable de tanta crueldad?", le dijo a El Tribuno a través de WhatsApp la amiga de los dueños de la Pitbull. "Como ven, muchos festejaron, otros en cambio, padecieron. Estoy con mucha bronca. Rabia y tristeza, pero quería dar a conocer el caso para que se den cuenta el daño que ocasiona a los animales un sonido tan fuerte. Espero que esto sirva para que se termine con los cohetes y comencemos a respetar a los animales y a todos aquellos que a los que les hace mucho daño".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...