Según los cálculos del portal de noticias G1, casi medio centenar de urbes de Goiás, Minas Gerais, Paraíba, Río de Janeiro, Río Grande do Norte, Rondonia y Tocantins decidieron a última hora anular todos los preparativos para poder hacer frente a sus obligaciones presupuestarias.
Sin embargo, otras ciudades, la mayoría en el interior de San Pablo, suprimieron la mayor festividad del país para dedicar sus recursos a combatir la enfermedad del dengue, cuyos casos se han disparado en el último año y que, al igual que el chikunguña y el zika, se transmite a través del mosquito Aedes aegypti.
También en el estado paulista, otros municipios han tenido que centrarse en la reparación de los daños causados por las fuertes lluvias de los últimos días.
Aunque incluso las ciudades que se han aferrado al carnaval tendrán una programación menor que otros años debido a la aguda crisis económica que atraviesa Brasil.
Según las previsiones de los analistas, el Producto Interior Bruto (PIB) del país suramericano se contraerá un 2,99 % en 2016, después de retraerse el año pasado un 3,71 % y sobrepasar la inflación el 10 %.
Las autoridades de las diferentes ciudades aseguran que el retiro de la financiación pública y la caída de los ingresos los han obligado a dejar de lado la celebración del feriado más importante de Brasil, despidiéndose en primer lugar de los desfiles oficiales.
La situación ha afectado directamente a los comerciantes y a quienes han sido proveedores de disfraces y máscaras para la ejecución y brillo de estas fiestas, lo que además podría traer implicaciones negativas en la atracción de turistas.
El año 2015 estuvo enmarcado en escándalos de corrupción que involucraron al Gobierno de Dilma Rousseff, además cerró con una profunda recesión, desempleo y un aumento histórico de la inflación.
BRASIL1.jpg
Proyecciones negativas para el 2016
De acuerdo con especialistas, el año 2016 no será mejor que el anterior. el Banco Central de Brasil presentó las proyecciones de un centenar de instituciones financieras del país, estimando que el Producto Interno Bruto (PIB) caerá 3% este año.
La producción industrial, por su parte, caería 3,45% durante el 2016 y avanzaría, quizás, 1,09% en 2017.Y es que el pesimismo en la sociedad brasileña se evidenció en el Índice de Confianza de los Consumidores presentado por la Fundación Getulio Vargas, en el cual asegura que la inflación de alimentos, el empeoramiento de las evaluaciones sobre el mercado de trabajo, y las dificultades para reducir el grado de endeudamiento han disminuido la confianza del brasileño en la economía de su país.
"Los consumidores empeoraron sus evaluaciones sobre la situación actual y las expectativas en relación a los siguientes meses. El Índice de Situación Actual (ISA) cayó 4% (a 63,2 puntos, menor nivel de la serie), mientras el Índice de Expectativas (IE) retrocedió 0,8%, de 82,8 a 82,1 puntos", aseguró la Fundación.
Todo esto hizo que muchas estados de Brasil le saquen el apoyo a la fiesta más grande que tiene ese país: el carnaval, entonces para ellos la "tristeza não tem fim".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora