El precandidato a presidente de los EEUU, el empresario Donal Trups imitó el problema físico de Serge Kovaleski, que padece un mal congénito y ahora llueven pedidos de disculpa, pero él los desoye.
El diario The New York Times y la Fundación Ruderman Family de Boston se declararon indignados de que Donald Trump haya ridiculizado al reportero Serge Kovaleski. Las dos expresiones forman parte de una ola de repudio que recorre los EEUU por la actitud del precandidato republicano.
Sin embargo, éste insiste en justificar sus actitudes discriminatorias. Esta vez eligió su cuenta de Twitter para decir que no conoce personalmente al reportero o cómo es que se ve, y que se burlaba únicamente de su trabajo periodístico. El reportero "debe dejar de usar su discapacidad como una tribuna", dijo Trump de acuerdo al comunicado. Kovaleski padece un mal congénito que afecta el movimiento de sus articulaciones. Durante un discurso el martes en Carolina, Trump dijo: "Pobre tipo, deberían de verlo", y gesticuló de forma exagerada, como imitando los movimientos de Kovaleski. Una organización le sugirió a Trump "tomar lecciones" de sensibilidad Jay Ruderman, de la Fundación Ruderman Family de Boston dijo que el Donal Trup debería disculparse con Kovaleski y el público. Además, Ruderman dijo que Trump es un tipo sin sentimientos y así le irá en las elecciones que vienen. "Si es inaceptable que un niño se burle de otro niño discapacitado en el patio de juegos, mucho más lo es que un candidato presidencial se burle de la discapacidad ajena en un discurso nacional", aseveró.
Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ana marìa malvares
ana marìa malvares · Hace 12 meses

El Sr, Trump, està acostumbrado a utilizar el recurso del escàndalo como un medio de promociòn para sus ansias de ser electo. Y a lo mejor no se da cuenta, de que el pùblico no es tan " engañable" Al menos......... eso espero

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 12 meses

VERGONZOSO. Seguramente el ciudadano estadounidense, se encargará de hacerle saber a este candidato impresentable, cuántos pares son cinco medias.


Se está leyendo ahora