Todo dueño de un perro está seguro de que el animal entiende cuando le habla, pero ahora, un estudio va más allá al asegurar que los canes no solo son capaces de distinguir lo que decimos, sino que además en qué tono lo hacemos.
El estudio de un grupo de investigadores húngaros realizado con perros señala que los mecanismos neuronales que procesan las palabras evolucionan mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora y que no son únicos del cerebro humano, según publicó ayer la revista Science. Los perros no solo diferencian lo que decimos y cómo lo decimos, logran también interpretarlo
Los resultados del estudio demuestran que "para los perros, un buen elogio puede funcionar muy bien como recompensa, pero funciona aún mejor si palabra y entonación coinciden", explicó en un comunicado el profesor Attila Andics, de la Universidad E"tos Loránd de Budapest.Y es que, según el experto, los perros no solo diferencian lo que decimos y cómo lo decimos, sino que además pueden combinar las dos cosas para lograr una interpretación correcta de lo que esas palabras realmente significan.
Los resultados pueden ayudar a hacer más eficiente la comunicación entre amos y perros

El estudio sugiere además que en un ambiente rico en habla, como el caso de un perro que vive en con una familia, las representaciones del significado de las palabras pueden surgir en el cerebro, incluso en el caso de mamíferos no primates y que no son capaces de hablar.
Los perros, al igual que las personas, usan el hemisferio izquierdo para procesar las palabras, y el derecho para identificar la entonación con que se dicen.
13 canes participaron del estudio realizado. El mismo muestra que "para los perros, un buen elogio puede funcionar muy bien como recompensa, pero funciona mejor si palabra y entonación coinciden"
Así, el cerebro de las personas no solo analiza de manera separada lo que se dice y cómo se dice, sino que además integra esas dos informaciones para llegar a un significado unificado. Los perros también pueden hacer los mismo y "para ello emplean unos mecanismos cerebrales muy parecidos", agregó el experto. En el estudio participaron trece perros, que estuvieron inmóviles en un aparato de resonancia magnética funcional para realizarles escáneres cerebrales de manera no invasiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 3 meses

Creo que interpretan mejor la entonación que la palabra en sí. Pero mi perro se hace el burro de todos los modos posibles.


Se está leyendo ahora