Con la intención de dar a conocer el valor histórico y cultural que posee la estación Los Baños, ubicada en Finca Termas, hoy se realizarán diversas actividades turísticas en la zona.
A partir de las 16, se desarrollará una cabalgata por los caminos y senderos del predio Termas hasta llegar a la propia estación, de incalculable valor arquitectónico e histórico.
En tanto, a las 21, está prevista una cena en el propio edificio de estación de trenes, que en la primera mitad de siglo XX tuvo un gran desarrollo turístico y económico en la zona.
La cabalgata incluye caballos mansos con monturas criollas, y la cena consistirá en asado criollo y espectáculo folclórico.
"La idea con estas actividades es desarrollar actividades relacionadas con el turismo aventura", dijo el operador turístico, David Bernacki, uno de los organizadores de las actividades.
Cabe destacar que la estación de trenes fue reacondicionada especialmente para recibir a los turistas y a los propios rosarinos que deseen participar de este tipo de iniciativas.
Incalculable valor
La fama del Hotel Termas y sus aguas termales, en la primera mitad del siglo XX, impulsó la construcción de una estación de trenes a menos de 2 kilómetros del balneario.
Estaba pensada para la comodidad de los acaudalados visitantes y además fue muy utilizada por los trenes cargueros que sacaban madera y leña.
Sin embargo, como les pasó a tantos otros pueblos luego de la desaparición del tren, Los Baños quedó en el olvido.
Es que antes del desmantelamiento del ferrocarril, el pequeño pueblo basaba su economía en torno a la actividad forestal y ferroviaria.
Ahora, buscan reflotar el valor histórico y cultural de la estación Los Baños.
La iniciativa viene de la mano de Bernacki, quien organizó esta primera cabalgata bajo la luz de la luna en el lugar.
"Independientemente de la cabalgata, aquellas personas que deseen participar de la cena por la noche lo podrán hacer son ningún inconveniente", finalizó Bernacki.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora