Un grupo de personas capturó un delfín bebé en la playa de San Clemente del Tuyú, pero a diferencia de un hecho similar anterior, en esta ocasión se
fotografiaron y filmaron sin sacarlo del agua, por lo que el animal pudo regresar al mar. En la captura anterior, dos semanas antes y a sólo 20
kilómetros de distancia, en Santa Teresita, un delfín bebé de la especie franciscana fue retirado del agua por un turista para una 'selfie' lo que luego fue imitado por decenas de bañistas hasta que murió deshidratado. Esta vez el comportamiento de los veraneantes fue muy diferente y el delfín pudo retornar sano y salvo a las profundidades. El nuevo hallazgo en San Clemente del Tuyú filmado por varios turistas se viralizó al instante en internet. Tal como se aprecia en los videos subidos a las redes sociales, cuando apareció el pequeño delfín un grupo de personas, entre ellos muchos chicos, se le acercaron, lo rodearon y comenzaron a
tocarlo y sacarse fotos. La escena se parecía mucho a la del episodio anterior, pero sin embargo, esta vez en lugar de sacarlo del agua, primó la decisión
de mantenerlo sumergido hasta que una persona a bordo de una moto de agua lo llevó mar adentro. La anterior aparición de un delfín se había dado el 10 de
febrero en Santa Teresita, también dentro del Partido de la Costa, y tuvo un final trágico porque los turistas sacaron al animal del agua para sacarse fotos con él hasta que murió. Ese hecho, provocó una fuerte indignación a nivel mundial y ahora la Justicia argentina busca identificar a los turistas para determinar qué responsabilidad tuvieron en el hecho. El fiscal federal Ramiro González solicitó diversas medidas para identificar a quienes aparecen en las imágenes difundidas en
redes sociales y diversos medios de comunicación, se informó en Tribunales.González, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA), requirió a la División Operaciones del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal desgrabar el video publicado en el perfil de un usuario de la red social, en el cual se evidenciaría la captura presuntamente cometida en la zona costera.También requirió analizar las fotografías y lo difundido por
los medios de comunicación, para identificar a quien habría sacado al animal del agua. Al mismo tiempo, se solicitó al titular de la Dirección de
Fauna Silvestre un informe sobre las características del delfín y toda información que tenga sobre el hecho. La causa se había iniciado a raíz de la difusión de fotos en la red social Facebook, en las que se observa a un grupo de personas sosteniendo a una cría de la especie 'franciscana' fuera del agua, y posteriormente muerta en la orilla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 8 meses

Muy bien, parece que sirvió el alboroto que se armó con el pobre delfín que murió. Los delfines son animales en general amistosos con el ser humano.


Se está leyendo ahora