Según informó la agencia de noticias turca DHA, las fuerzas de Turquía lanzaron un ataque de artillería contra el país vecino desde la región fronteriza de Kilis, respondiendo a los disparos recibidos por parte de milicias de las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) en el norte de Siria, según la versión turca.
Las YPG están vinculadas al Partido de la Unión Democrática (PYD) kurdo. Sin embargo, la agencia de noticias kurda Firat informó que el Ejército de Turquía disparó contra la región en torno a la ciudad de Tel Rifaat después de que el YPG tomara su control en la noche del lunes. También la zona en torno a la ciudad kurda de Afrin está bajo fuego y se destruyeron numerosas viviendas.
El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), cuya sede está en Londres pero cuenta con una amplia red de informantes en todo Siria, afirmó que al menos tres combatientes del YPG murieron en los disparos de artillería desde anoche, informó la agencia de noticias DPA.
Asimismo, el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, advirtió hoy al YPG sobre nuevos avances en el norte de Siria.
Por otra parte, Turquía lanzó hoy graves acusaciones contra Rusia luego de que anoche el Ministerio de Exteriores acusara a ese país por los ataques contra objetivos civiles, de los que señaló que constituyen 'un claro crimen de guerra según el derecho internacional'.
'Con estos crímenes, la Federación rusa allana el camino a una intensificación de la guerra civil en Siria y a una peligrosa escalada en la región', sostuvo la Cancillería turca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora