El BMW se partió literalmente a la mitad, dejando la parte del conductor y la del pasajero separadas. El auto chocó a 150 kilómetros por hora debajo de un puente en la avenida Salim Farah Maluf de San Pablo, Brasil.
El auto quedó irreconocible. No tenía techo, puertas ni frente. Pero la mujer estaba allí, en el asiento del acompañante, como si nada hubiera ocurrido.
Sin moverse de su lugar, revisaba su bolso y hablaba con los transeúntes que se habían acercado para ver lo que pasaba. Después se puso a hablar por teléfono y en un momento comenzó a maquillarse.
Metros atrás, en lo que quedaba del vehículo, yacía su novio, atrapado entre los jirones de la estructura metálica. Apenas respiraba. Murió en la ambulancia que se lo llevó más tarde.
Los testigos que hablaron con la joven contaron que estaba completamente abstraída de la realidad, en evidente estado de shock por lo sucedido.
Así quedó el BMW
BMW.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Cesar Lopez
Cesar Lopez · Hace 7 meses

divina ella, no queria salir en camara con la make up corrido.

roberto ruartez ruertez
roberto ruartez ruertez · Hace 7 meses

obio estaba con el novio por el mimo motivo que estan el 95 por ciento de las minas. POR LA GUITA Y LA SALVACION ECONOMICA-

· Hace 7 meses

noticia muy muy vieja, decadente el tribuno

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 7 meses

Muriéndose, el novio se salvó de casarse con semejante tilinga imbécil.


Se está leyendo ahora