Los salteños le dieron el último adiós a Juan Balderrama, el propietario de la mítica peña ubicada " a orillitas del canal". 

Tenía 76 años, una familia incondicional y varias paredes pobladas de infinidad de recuerdos. Sus restos fueron velados en San Martín y Esteco, en el “templo mayor del folclore”, cuya fama se acunó en una zamba inmortal de Manuel J. Castilla y Gustavo “Cuchi” Leguizamón. Sus restos serán cremados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...