El aumento de la inflación, el crecimiento del desempleo y el incremento de la pobreza parecen no ser gratis para la opinión pública salteña, ya que un 43 por ciento de las personas sondeadas por El Tribuno desaprueba la gestión presidencial de Mauricio Macri.
El dato se desprende de un relevamiento realizado entre 1.511 ciudadanos, ubicados a lo largo y a lo ancho de toda la provincia. Días atrás, la consultora Management & Fit había revelado que a nivel nacional la imagen negativa del jefe de Estado rondaba el 43 por ciento, un porcentaje prácticamente calcado.
Más allá de que la economía nunca despegó en el segundo semestre y que los despidos no se frenaron pese a las promesas oficiales, un 28 por ciento de los interrogados considera buenas o muy buenas las políticas tomadas por el gobierno de Cambiemos. En ese punto sí aparecen diferencias sustanciales entre los números de Salta y los nacionales, ya que esas cifras marcan una aprobación de la gestión cercana al 42 por ciento, casi 14 puntos más que en territorio local.
No es ninguna novedad que el noroeste argentino tiene índices de pobreza más elevados y de desarrollo industrial más postergados, por lo que no llama la atención que la desaprobación de los salteños a la gestión macrista sea mayor que en otros grandes centros urbanos como Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe. Allí también podría marcarse otro dato no menor: el PRO, como partido político, aún no logró mucha inserción en la vida política territorial de Salta.

52 % de los vecinos de los barrios de la zona oeste de la capital salteña considera a la gestión de Macri muy mala o mala. Es la zona con resultados más desfavorables para el Presidente de la Nación.
Solo un seis por ciento de la gente consultada tiene una valoración "muy buena" de la gestión presidencial a un año de empezada, mientras que en el otro extremo -quienes la consideran "muy mala"- se ubica el 23 por ciento.
La polarización entre preferencias positivas y negativas que se da en los medios y en buena parte de la clase política no apareció en el sondeo de El Tribuno. Esto es así porque el diferencial entre ambas imágenes del Presidente es de menos del 15 por ciento, un número que refleja a la legua el descontento social que muestra una buena porción de los salteños.

gobierno.jpg
El Gobierno nacional sabe que 2016 fue un año pobre en materia de logros, pero apuesta a una reactivación económica en el primer trimestre de 2017 para intentar cambiar el humor social. Las elecciones parlamentarias serán una prueba decisiva para la gobernabilidad de Macri, quien seguramente continuará teniendo minoría en ambas cámaras independientemente del resultado de las urnas.
El plan oficial para mejorar las chances electorales el año próximo que admiten por lo bajo en la Casa Rosada es básicamente un incremento en los fondos para obras públicas. Cerca del Presidente reconocen la caída en la imagen de su jefe, pero la asignan a una cuestión circunstancial. Sucede que la mayoría de las medidas antipopulares (devaluación, tarifazo, despidos en el sector público y cierre de programas en los ministerios) ya fueron tomadas en los primeros meses de gestión.
Embed

Expectativas frente a lo que viene

En el sondeo presentado hoy por este diario, casi el treinta por ciento de los consultados tuvo una opinión "regular" de la marcha del Gobierno nacional.
¿Es eso positivo o negativo para el presidente Mauricio Macri?
Desde el punto de vista del análisis político puede arrojar una conclusión contundente: los resultados de la gestión aún no conforman a esa franja de gente, pero ese tercio de la población salteña le da un crédito favorable a lo que viene.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...