Docentes del Colegio Secundario 5175 de Orán informaron durante la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante que cerca del 60% de la población estudiantil sufre de hambre y que esto lo detectan porque "los chicos se desmayan de hambre en las filas o en las aulas".
Por esta gravísima situación los docentes se presentaron ante los ediles oranenses y en oficinas del departamento Ejecutivo para informar de esta crisis terrible y para solicitarles que colaboren con el establecimiento, para crear un comedor para los chicos.
El cuerpo docente del colegio secundario "María Macacha Güemes", representado por la profesora Stella Maris Daniel, se presentó el jueves ante el cuerpo para dar a conocer un proyecto institucional del establecimiento educativo al que denominaron "Alimentando el cuerpo y las energías, para lograr un mejor desempeño escolar".
A través del mismo se busca brindar un desayuno diario a los 500 alumnos que alberga, de los cuales el 60% son carentes de recursos y en su mayoría asisten sin haber desayunado y, en casos extremos, hasta sin haber cenado la noche anterior.
La docente dijo que "la preocupación surgió cuando comenzamos a observar numerosos desmayos en las filas durante el acto de izamiento de la bandera, incluso antes de ingresar a las aulas, y también durante el desarrollo de las clases".
Y explicó que cuando se interroga a los chicos sobre qué les ocurre reciben una respuesta común en todos los casos. "Preguntamos si habían desayunado y nos responden que tampoco han cenado la noche anterior. Solo toman un té por las noches. Y si un chico no come difícilmente pueda andar bien en lo pedagógico", dijo la docente ante la expresión de asombro de algunos ediles.
Los profesores siempre intentan colaborar de algún modo, pero cada vez son más los alumnos con hambre y más frecuentes los desmayos. "Los chicos van al colegio sin las cuatro comidas principales, tal vez apenas reciben una", dijo sin muchas vueltas.
Daniel, junto a sus colegas, sintieron que la situación "se nos iba de las manos", por eso decidieron hacer este proyecto institucional, mediante el cual tratarán de darles, al menos, un desayuno caliente para que el chico pueda rendir durante la jornada escolar.
"Porque, de otra manera, no se le puede pedir cognitivamente nada a un alumno que solo está pensando en qué puede comer", dijo. Entonces, el plantel docente decidió involucrarse en la institución, tomar el toro por las astas y trabajar para revertir esta cruda realidad.
Entre los propósitos del proyecto se establece "solicitar a la comunidad en general y a distribuidores de alimentos donaciones para la elaboración del desayuno colectivo".
Por ello, desde la institución se cursaron notas a comercios y empresas pidiendo colaboración de té, azúcar o pan, pero aún no obtuvieron repuestas positivas de ninguno.
Es para analizar el caso, ya que los comerciantes de Orán, supieron siempre mostrar su generosidad y solidaridad con los necesitados, pero la crisis es generalizada.
Un segundo propósito del proyecto es proveer ropa de abrigo y útiles a los alumnos que lo necesitan. La docente expuso que "la directora gestionó equipos de educación física y con gran esfuerzo logró que el Ministerio de Educación nos enviara pantalones frisados. No digo que es toda la escuela la que tiene este problema, pero estamos contando alrededor de un 60% con necesidades alimentarias y de ropa de abrigo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 5 meses

Con asombro de algunos ediles, con lo que cobran podrían ayudar a esa escuela, no sean tan parásitos.


Se está leyendo ahora